Ruta de senderismo Senda de Silván, Tella

Ruta de senderismo Senda de Silván, Tella

La ruta de la Cueva, o Senda, de Silván no se promociona mucho en la oficina turística de Tella y, después de hacerla, entiendo el porqué. No es una ruta para todos los públicos, sino solo para la gente acostumbrada a la montaña o para los que no les importa sufrir un poco. Hay tramos bastante empinados y poco estables, así que, mucha precaución, especialmente, si vais con niños.

Por otro lado, la senda de la Cueva de Silván es solitaria, salvaje e perfectamente mimetizada con el entorno. Aunque está marcada, lo está lo justo para que no te perdieras, pero no encontrarás marcas cada 100 m. Entre ellas, tienes que usar un poco de intuición, un track, si lo tienes, y el sentido común.

También es una ruta psicológicamente dura. La primera parte es toda una bajada brusca por Las Faixas. Los que hacemos montaña, sabemos de sobra que no hay milagros y todo lo que se baja, luego habrá que subirlo. Con cada metro que bajáis, prepararos para la subida de vuelta.

La solitaria y salvaje ruta de Silván. Rutas de senderismo en Tella y los alrededores, Huesca, comarca del Sobrarbe, Aragón.

La solitaria y salvaje ruta de Silván.

Inicio de la ruta de Silván

Dejamos el coche en el parking habilitado en Tella, cerca de la Cueva del Oso. Y tomamos la pista sin asfaltar que sale detrás de los cubos de basura. A pocos metros vemos una perrera y giramos a la izquierda justo detrás. Los que tenéis miedo a los perros, como yo, tranquilos. Son pequeños, atados y detrás de una valla.

Al principio, la senda es un poco difícil de ver, no está muy limpia. Pero a cabo de pocos metros y al adentrarnos en el bosque, se despeja y aparecen las marcas. Ahora hay que seguir la senda, sin bajar demasiado. En caso de duda en las bifurcaciones, coger las de la derecha, las que pierden la altura más paulatinamente.

Ruta de Silbán: parte del bosque.

Ruta de Silbán: parte del bosque.

Bajada por las Faixas hasta los cortados

Bajamos, bajamos, y bajamos más. Primero, por el bosque, y luego, al borde de unos cortados, con unas vistas panorámicas al río Cinca. Aquí, por favor, mucha precaución con el terreno y las fotos.

Llegamos a un abrigo enorme, pero de difícil acceso. Y… seguimos bajando. Este tramo es el más empinado e inestable. Hazlo con seguridad y con optimismo. Es el último. Desde aquí llaneamos un poquito y comenzamos la subida para volver a Tella.

Pero antes, nos desviamos un poco a la Cueva de la Tosca, un gran abrigo rocoso. Es un refugio natural y fue utilizado como tal por personas y animales durante muchos siglos.

Vistas del río y del valle Cinca desde la ruta de la Senda (Cueva) de Silván, o Silbán.

Vistas del río y del valle Cinca desde la ruta de la Senda (Cueva) de Silván, o Silbán.

Vistas desde la Cueva de la Tosca.

Vistas desde la Cueva de la Tosca.

Subida por el Paso de Silbán

Desde la cueva de la Tosca iremos subiendo constantemente para salvar todo el desnivel descendido. A ratos será más empinada y a ratos, menos. Con tranquilidad, paso firme y paciencia no es complicado.

Al principio, subimos a lo largo de Lo Silbán – unos paredones monumentales, muchos de los cuales se han equipado con vías de escalada. Cada vez que veía una, y sin saber qué esperar del temible Paso Silbán, sobre el cual nos avisaron en la información turística, pensaba que íbamos a tener que subir por una de ellas. Pero no. Tranquilos.

Un último esfuerzo y aquí está. El Paso Silbán delante de nuestros ojos. Antes de la ruta hicimos un trato: si no me convencía el Paso Silván (nos lo pintaron muy difícil en la oficina turística), desharíamos la ruta y volveríamos por donde habíamos venido para evitarlo. Ahora, delante del Pasó de Silván, Denys respiró con alivio. Sabía que no tendríamos que dar la vuelta. No tendríamos que deshacer los 2/3 de la ruta ni todo el desnivel salvado. Sabía perfectamente que mi vértigo no me impediría superar este paso.

#TipVaiejro: ¿Qué es paso Lo Silbán? Una micro-ferrata para la que no necesitáis equipo. Simplemente, han equipado la pared (no es ni vertical) con unas grapas y pasamanos para facilitar el paso, para que sea más cómodo. Pero también se podría subir sin este equipamiento.

Paso de Silván (Silbán) o Lo Silbán.

Paso de Silván (Silbán) o Lo Silbán.

La vuelta a Tella

Una vez superado el paso Silván, nos queda una subidita suave con unas vistas panorámicas, y luego, una pista cómoda para volver a Tella.

#TipViajero: La ruta es circular. Si queréis hacer el Paso Lo Silbán de subida, habrá que bajar primero a los cortados, tal y como lo hicimos nosotros. En dirección contraria, lo pillaréis de bajada. Pero, decir la verdad, no es exagerado y no veo problema en hacerlo bajando.

Vuelta a Tella.

Vuelta a Tella.

Una anécdota en la ruta de la Cueva de Silván

¿Quién es Silván? ¿Qué hacía aquí? ¿Por qué tan apartado del pueblo?

Según la leyenda, Silván era un gigante que vivía en una cueva en lo alto del cortado. Pasaba días atormentando y robando a los vecinos de Tella y de los alrededores. Un día se hartaron de tal vecino y lo mataron. Algunos dicen que le pusieron un cuenco enorme con leche envenenada… No se menciona qué se hizo con el cuerpo.

Justo debajo de su cueva hay un cartel con la leyenda. Y justo cuando lo estábamos leyendo, escuchamos un ruido estremecedor en el bosque. ¿Silván? ¿Y si no lo mataron? ¿Vuelve a su cueva y aquí estamos nosotros?.. No vimos a nadie, pero para tranquilizarnos a nosotros mismos, concluimos que era un ciervo o un jabalí al que le asustó nuestra presencia. ¿Y vosotros qué pensáis? ¿Era Silván o un ciervo?

Encima de nosotros, la cueva de Silván, el gigante. Rutas de senderismo en Tella y los alrededores, Huesca, comarca del Sobrarbe, Aragón.

Encima de nosotros, la cueva de Silván, el gigante.

Datos prácticos de la ruta Cueva de Silván, Tella

Longitud: unos 6 km.

Desnivel: +/-800 m (creo que el GPS se perdió. Según la descripción oficial de la ruta, son +/-430m; me cuadra más que los datos de nuestro GPS).

Tiempo: 1 hr 45 min.

Ruta circular: sí.

Ruta completa: sí.

Nuestro track: ruta Cueva, o Senda, de Silván.

Ruta señalizada: sí.

Equipo necesario: bota de caña alta; el terreno es accidentado. Agua, no hay donde reponerla. El resto, según el tiempo y la época. Aproximadamente un 60% de la ruta trascurre por la sombra, así que también se puede hacer en verano. Precaución durante o después de la lluvia. El terreno volvería aún más inestable.

Aparcamiento: en el pueblo de Tella. Nosotros aparcamos en la cercanía de la Cueva del Oso.

Vistas de los alrededores de Tella desde el pueblo.

Vistas de los alrededores de Tella desde el pueblo.


Más sobre Aragón en nuestro blog.