Rutas de senderismo en Tella y los alrededores. Huesca, Aragón.

Rutas de senderismo en Tella y los alrededores

Tella es un pueblo diminuto en la comarca de Sobrarbe (provincia de Huesca), a tan solo 26 km de Aínsa y 24 km de Bielsa. Se sitúa a 1380 m de altitud, en las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, rodeada de montañas y con unas vistas impresionantes a las cumbres en el horizonte.

¡Bienvenidos a Tella! un precioso pueblo entre montañas.

¡Bienvenidos a Tella! un precioso pueblo entre montañas.

Qué ver en Tella

Al parecer, la zona ya estuvo habitada hace siglos. Una de las pruebas son varios dólmenes que se encuentran en la cercanía. El más famoso y el del acceso más fácil es el dolmen de Tella, a aprox. 1 km del pueblo. Está señalizado y tiene un parking habilitado. Desde el parking se tardan 5 minutos a pie para llegar a él.

Otra prueba de la antigüedad de Tella es su estrecha relación con la brujería. Dicen que, en el Puntón de las Brujas, una formación rocosa espectacular, – a cuyos pies se levanta la ermita de San Juan y San Pablo, ¡qué casualidad! – se realizaban los ritos paganos por las brujas locales. En Tella hasta hay una Casa de la Bruja donde se puede aprender sobre el oficio, medicinas de la época, leyendas sobre la formación de algunas montañas míticas del Pirineo, como, por ejemplo, Monte Perdido y la Brecha de Rolando, etc.

Dolmen de Tella. Huesca, Aragón.

Dolmen de Tella.

Y, por último, para teletransportarnos al pasado, podemos visitar la Cueva y el Museo del Oso. En el museo hay mucha información sobre este gigante que se extinguió hace 12.000 años. Y, si te interesa mucho su habitad, se organizan visitas a la Cueva del Oso cavernícola desde el museo.

Para obtener más información sobre Tella y sus alrededores, reservar visitas a la Cueva (Museo) del Oso o la Casa (Museo) de la Bruja, consulta la web del Ayuntamiento Tella-Sin. Todos los puntos de interés de los que hablamos en este post están marcados en nuestro mapa.

Rutas de senderismo en Tella y los alrededores

Haciendo las rutas de senderismo por Tella y sus alrededores, podemos adentrarnos un poco en su historia, llena de magia, y en su entorno, bastante apartado de las principales ciudades, salvaje e intacto. Ni el GPS funciona correctamente entre estos barrancos, paredones y bosques exuberantes. Avisados estáis: llevad un track (por si acaso), pero seguid las marcas de las rutas.

Rutas de senderismo en Tella y los alrededores. Huesca, Aragón.

Rutas de senderismo en Tella y los alrededores. Huesca, Aragón.

Ruta de las ermitas, Tella

La ruta de las ermitas de Tella comienza en la iglesia parroquial de San Martín, del s. XVI, en el centro del pueblo. Está bien marcada y tan popular que casi siempre estaréis en compañía, así que, no temáis perderos. Y no me extraña su popularidad: es espectacular. Tiene unas vistas panorámicas sensacionales, el entorno cambia varias veces a lo largo de sus dos kilómetros y medio, las ermitas suelen estar abiertas y visitables, el terreno es bastante fácil. ¿Qué más se puede pedir?

Primero nos adentraremos en el bosque para desviarse, a unos 20 minutos de marcha, a la primera ermita – la de San Juan y Pablo (s. XI), bajo la mirada fija de la peña “Puntón de las brujas”. Parece ser que es la ermita más antigua de Sobrarbe; está declarada Bien de Interés Cultural.

Volvemos a la senda principal y a pocos metros llegamos a la ermita de la Virgen de Fajanillas (s. XVI). Merece mucho la pena entrar y apreciar el interior con tranquilidad, alumbrado solamente con la luz que penetra por la puerta.

Aquí al lado, subiendo una pequeña pendiente, está la última ermita de la ruta, la de la Virgen de la Peña (s. XIII). Además de contemplar la ermita, disfrutad de las vistas del Valle de Escuaín, de la Peña Montañesa y del Castillo Mayor.

De aquí solo nos queda volver a Tella, por un camino entre huertas y prados, protegidos por muros de piedra. El último tramo pasa por la calle principal de Tella; así podrás también dar un paseo por el pueblo, apreciar su arquitectura típica e igual charlar con algún vecino.

Ruta de las ermitas, Tella.

Ruta de las ermitas, Tella.

Datos prácticos de la ruta de las ermitas, Tella

Longitud: unos 2,5 km.

Desnivel: +/-100 m.

Tiempo: 45 min.

Ruta circular: sí.

Ruta completa: sí.

Nuestro track: Ruta de las ermitas de Tella.

Ruta señalizada: sí.

Equipo necesario: nada especial; vestimenta y calzado cómodos.

Aparcamiento: en el pueblo de Tella. Nosotros aparcamos en la cercanía de la Cueva del Oso.

Saliendo de Tella para hacer la ruta de las ermitas.

Saliendo de Tella para hacer la ruta de las ermitas. Al fondo a la derecha, el parking.

Ruta Cueva de Silván, Tella

La ruta de la Cueva de Silván, que parte desde Tella, es de una dificultad moderada, aventurera y salvaje. Si quieres hacerla sin prisas, disfrutando de las vistas panorámicas y pasando momentos tranquilos y solitarios, dedícale media jornada.

A nosotros nos gustó mucho, pero, si no te hacen gracia terrenos un tanto complicados y subidas y bajadas fuertes, igual me quedaría con la ruta de las ermitas, apta para todos los públicos. O también, con la de los miradores desde Revilla que describimos a continuación.

Sin embargo, si te quieres perder en un entorno salvaje y sorprendente, te aconsejo leer nuestro post dedicado a la Ruta de la Cueva de Silván y planificar esta aventura. Por cierto, ¿sabes quién es Silván? ¿No? Intenta adivinarlo. Encontrarás la respuesta en nuestro post.

Una de las instantáneas en la ruta Cueva (Senda) de Silván, Tella.

Una de las instantáneas en la ruta Cueva (Senda) de Silván, Tella.

Ruta de los miradores, Revilla

La ruta de los miradores parte de la carretera que termina en Revilla. En la última curva hay un pequeño parking y unos cuantos huecos en los laterales. La senda es bastante popular, así que procura llegar temprano o… a última hora de la tarde, al atardecer. Es lo que hicimos nosotros y no nos arrepentimos.

El recorrido no tiene mucho misterio: seguir la senda marcada entre las paredes de las montañas y el precipicio sobre el Barranco de Escuaín. Poco a poco iréis descubriendo los miradores y las ruinas de la ermita de San Lorenzo, con los símbolos religiosos e inscripciones aún bien visibles. Para ver éstas, habrá que desviarse unos pocos metros de la senda. El punto está marcado.

Al final de la ruta de la ida, veremos un espectáculo: la confluencia de los barrancos de Escuaín y de Argonés. El pueblo de Escuaín se encuentra enfrente. Parece estar muy cerca, pero se tarda 1 hora en hacer los 34 kilómetros que lo separan por carretera.

Para volver hay dos opciones: más corta y rápida es por la que hemos venido y es lo que hicimos nosotros. Y la otra es hacerla circular. Es más larga y vuelve por el pueblo de Revilla.

Ruta de los miradores, Revilla.

Ruta de los miradores, Revilla.

Barranco de Escuaín, Revilla - Tella.

Barranco de Escuaín, Revilla – Tella.

Visitando Revilla

Al volver al parking por el mismo sendero, decidimos ir hasta Revilla (a 200 m) y cotillear sus calles. ¡Es uno de los pueblos más curiosos que hemos visto! No hay calles, ni nombres de las calles, ni números en las casas. Solo hay casitas salpicando la ladera, envueltas en densa vegetación. En la plaza principal del pueblo hay un cartel que invita a pasear por Revilla, pero también pide respetar el entorno y no entrar en las casas. Y es lo que hicimos. Y, además, presenciamos un atardecer maravilloso desde lo alto de la iglesia. Por cierto, como ya es tradición en esta zona, la iglesia estaba abierta y de libre acceso.

Atardecer desde Revilla.

Atardecer desde Revilla.

Datos prácticos de la ruta de los miradores, Revilla

Longitud: casi 5 kms, entre ida y vuelta y visitando Revilla.

Desnivel: +/- 616 m (pero creo que el GPS se volvió loco entre los paredones. No había tanto desnivel)

Tiempo: un poco más de 1 hr.

Ruta circular: no.

Ruta señalizada: sí.

Nuestro trackRuta de los miradores, Revilla.

Ruta completa: no.

Equipo necesario: nada especial. Calzado y vestimenta, según la temporada y el tiempo.

Aparcamiento: en la carretera, en los laterales. Hay 2 plazas en el parking, al lado del cartel informativo.

Desde uno de los miradores de la ruta...

Desde uno de los miradores de la ruta…

Dónde dormir en furgo, camper o autocaravana

Como ya estamos muy cerca de Francia, un país-paraíso de furgoneteo, empieza a notarse. Encontrarás muchas zonas de pernocta, tanto gratuitas como de pago. Te recomendamos consultar Park4Night para encontrar tu spot ideal.

A nosotros en esta ocasión nos venía bien el parking de Aínsa, a unos 30 min. de Tella. Veníamos de Madrid, pasamos allí la noche y por la mañana empezamos a explorar Tella.

El parking nos gustó bastante: tiene baños públicos abiertos toda la noche a unos 5 minutos andando. Además, es muy amplio y se encuentra a 5 min. del casco histórico de Aínsa. En la fortaleza está la oficina de turismo con trabajadores muy atentos. Por lo menos a nosotros nos hicieron una ruta de lujo por la zona.

Sin embargo, si te gusta la soledad, no es tu sitio, porque este lugar es muy popular. Estuvimos, creo, cerca de 100 campers, furgos y caravanas. Es de pago: autocaravana a 6€ y campers, a 3€ la noche.

Aunque llegáramos de noche, no tuvimos ningún problema en encontrar un hueco. De día aquí también aparcan turismos que vienen a ver Aínsa, pero el aparcamiento es tan enorme que no creo que tengáis problemas.

A 5 minutos andando de las ruinas de la fortaleza de Aínsa está el parking donde se puede pernoctar.

A 5 minutos andando de las ruinas de la fortaleza de Aínsa está el parking donde se puede pernoctar.


Más sobre Aragón en nuestro blog.