Ruta circular entre volcanes de Lanzarote.

Ruta circular entre volcanes de Lanzarote

Si tienes ganas de sumergirte de lleno en el mundo fascinante de la Isla de los Volcanes, te proponemos una ruta circular muy completa. Entrarás dentro de un cráter (volcán El Cuervo), subirás a un volcán con vistas (Montaña Negra), podrás maravillarte con un cráter caótico (Montaña Colorada) y conocer uno de los volcanes más solitarios, al que casi no llega nadie (Santa Catalina). De paso, también descubrirás las «bombas volcánicas«. Y lo mejor de esta ruta entre los volcanes de Lanzarote es que es modificable: puedes acortarla a tu gusto y cambiar el orden en el que visitas los volcanes.

Montaña Colorada desde la ladera de la Montaña Negra. Rutas de senderismo entre los volcanes de Lanzarote.

Montaña Colorada desde la ladera de la Montaña Negra.

Ruta circular entre volcanes de Lanzarote

Esta ruta circular es fácilmente «dividible» en rutas independientes que no te llevarán más de 1 hora cada una. Así que, si no tienes mucho tiempo o ganas de caminar, puedes venir en varias ocasiones y disfrutar de cada volcán «en modo personalizado«.

Comienzo de la ruta circular «Entre volcanes de Lanzarote»

El comienzo más cómodo de esta ruta circular es el parking de El Cuervo. También se puede dejar el coche en el parking de la Montaña Colorada y hacer la ruta en sentido inverso.

Parking del Volcán El Cuervo, Lanzarote. Rutas de senderismo entre los volcanes de Lanzarote.

Parking del Volcán El Cuervo, Lanzarote.

Montaña Negra

Nosotros aparcamos en el parking de El Curvo y cruzamos la carretera en dirección a la montaña con laderas pronunciadas que tenemos delante – la Montaña Negra. Hay muchas sendas para subir; elegimos la que parecía menos empinada, intentando contribuir lo menos posible al deterioro de las frágiles laderas. La senda elegida nos llevó a dar media vuelta al volcán, abriendo poco a poco las vistas hasta tener una panorámica de 360º desde la cima.

#Curiosidad: Una vez en la cima, nos dimos cuenta de que el cráter de la Montaña Negra es bastante difícil de distinguir. A ver si lo ves a la primera.

"Un poco" de viento en la Montaña Negra.

«Un poco» de viento en la Montaña Negra.

Montaña Colorada y «bombas volcánicas»

De la Montaña Negra bajamos por el otro lado, siempre buscando senderos «estables«, y nos dirigimos a la Montaña Colorada atravesando el campo de «bombas volcánicas«. ¿»Bombas volcánicas»? A nosotros también nos sorprendió el nombre. Pero no son más que pedruscos de diferentes tamaños propulsados desde las entrañas de la tierra con gran fuerza cuando erupcionó el volcán. Y allí se quedaron, en medio del desértico campo de lava lisa, evocando leyendas y admiración.

#Curiosidad: En menos de un kilómetro, entre la Montaña Negra y la Colorada, puedes ver una variedad de colores y tipos de terreno tan grande que hasta se hace difícil asimilarlo todo: lava «aa», muy accidentada, y de color negro; lava plana y con líquenes; lava tipo arena grisácea; piedrecitas pequeñas rojizas; campo de «bombas volcánicas»; y en el horizonte – un bosque accidentado de lava petrificada y más allá, viñedos. ¿Qué te parece?

Contrastes de Colores en los alrededores de las Montaña Colorada y Montaña Negra.

Contrastes de Colores en los alrededores de las Montaña Colorada y Montaña Negra.

Montaña Colorada en su total esplendor. Rutas de senderismo entre los volcanes de Lanzarote.

Montaña Colorada en su total esplendor.

Desde el campo de «bombas volcánicas» puedes elegir subir al cráter de la Montaña Colorada, rodearla sin subir por una cómoda pista o volver al parking. Nosotros, fuimos directos a la cima. La senda es bastante llevadera, dentro de lo que cabe. Es una senda volcánica, de esas que al hacer un paso retrocedes dos, pero con paciencia y parando para ver las vistas, se supera. Por cierto, cuanto más subes, más se ve el contraste de colores y formas. ¡Qué disfrutes!

Una vez en la cima de la Montaña Colorada, se puede andar por la cresta o bajar al cráter accidentado. Las Montañas de Fuego se distinguen perfectamente a lo lejos. Y también, nuestros dos siguientes objetivos: El Cuervo a la izquierda y Santa Catalina a la derecha.

Vistas al cráter y más allá de la Montaña Colorada.

Vistas al cráter y más allá de la Montaña Colorada.

Bombas volcánicas en las faldas de la Montaña Colorada.

Bombas volcánicas en las faldas de la Montaña Colorada.

Volcán de Santa Catalina

De la Montaña Colorada bajamos por el mismo sendero y nos dirigimos al parking para, cruzando la carretera, seguir hasta el volcán de Santa Catalina.

Si te gusta perderte entre campos de lava, este tramo de la ruta circular entre volcanes es perfecto: todo el rato irás rodeado del negro intenso y suelo muy accidentado.

#TipViajero: La ruta está marcada solo con hitos, por lo que aconsejamos llevar GPS para no perderse.

Justo antes de empezar el ascenso al volcán de Santa Catalina, verás un “cauce del río volcánico” espectacular. Y si te pones a imaginar el momento de la erupción, este lugar se vuelve aún más impresionante.

El cauce - seco - del río de la lava en los pies del volcán de Santa Caralina.

El cauce – seco – del río de la lava en los pies del volcán de Santa Caralina.

Último esfuerzo – y el único de la ruta hacía Santa Catalina – es subir a la cima – panorámica, pero muy ventosa. Sin embargo, las vistas que se abren desde ella son impresionantes, merece muchísimo la pena aguantar un rato el frío y el aire fuerte.

Puedes volver por el mismo camino o bajar a la pista que da la vuelta al volcán para más tarde enlazar con la senda de ida. Nosotros bajamos por el otro lado y proseguimos a buscar un camino entre la lava para llegar al parking de El Cuervo. No tuvimos mucha suerte, así que a ratos tuvimos que ir campo a través. Otra opción sería volver al parking de la Montaña Colorada y caminar al lado de la carretera por una senda bien marcada (opción marcada en el track).

#TipViajero: Si tienes tiempo y fuerzas, puedes dar la vuelta al volcán de Santa Catalina.

Último empujón hacia la cima del volcán de Santa Catalina... Bueno, también queda una bajadita...

Último empujón hacia la cima del volcán de Santa Catalina… Bueno, también queda una bajadita…

Volcán el Cuervo

Desde el parking de El Cuervo repetimos la rutita a su cráter. Ya la habíamos hecho en la primera visita a Lanzarote, pero el interior del volcán es tan enigmático que quisimos volver a sentir su magia.

Te dejamos el enlace al post Ruta al Volcán de El Cuervo, Lanzarote, por si a ti también te apetece experimentar sensaciones únicas en este entorno volcánico.

Volcán el Curvo y su cráter irregular visto desde la Montaña Negra. Rutas de senderismo entre los volcanes de Lanzarote.

Volcán el Curvo y su cráter irregular visto desde la Montaña Negra.

Datos prácticos de la ruta circular entre los volcanes de Lanzarote:

Longitud, desnivel: 13,5 km, +/- 420 m.

Dificultad: Fácil.

A tener en cuenta: El terreno es volcánico, las suelas del calzado sufren mucho. Procura llevar algo que no te daría pena gastar. Muy preferiblemente bota que proteja el tobillo. No hay nada de sombra (protégete del sol, lleva suficiente agua). Suelte haber viento (cuidado en la cimas de los volcanes).

Link: Entre volcanes. Ruta circular.

Comienzo y final: parking del volcán El Cuervo o parkings cercanos. Carretera LZ-56. Para enlazar con la senda de Santa Catalina se puede acercarse con el coche hasta el siguiente parking, el de Montaña Colorada.

Qué visitar cerca: La Geria y sus bodegas con viñedos enarenados, rutas entre los volcanes, Parque Nacional de Timanfaya.

Viñedos de la Geria.

Viñedos de la Geria.

Caminando entre volcanes de Lanzarote.

Caminando entre volcanes de Lanzarote.


Más información sobre Lanzarote y otras Islas Canarias en nuestro blog.