Ruta Degollada de la Cruz Grande – Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve, Gran Canaria

Gran Canaria es una isla llena de rutas de senderismo para todos los gustos y niveles. Y hoy te traigo una de nuestras favoritas: Mirador Degollada de la Cruz Grande – Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve, desde el cual se puede observar una gran parte de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria (aprox. un 43% del territorio de la isla). Pero, además de las vistas desde el mirador, el camino en sí ya es una explosión de colores, formas, olores y sonidos que pasa por unos de los lugares más pintorescos y emblemáticos de la isla, incluida parte de la calzada Vía de la Plata.

#TipViajero: El nombre completo del mirador es Mirador del Pico de los Pozo de las Nieve (o "Pozos de las Nieves"), pero se suele referir a él simplemente como "Pico de las Nieves". Y es éste último el nombre que vas a ver en los postes a lo largo del camino.

Antes de aventurarte en las sendas grancanarias, tienes que prepararte: infórmate y planifica tu ruta. Aunque la mayoría están bien marcadas, no viene mal llevar una app o GPS de montaña y calcular el tiempo y el esfuerzo necesarios para realizarla con máxima seguridad. Además, siempre mira el tiempo antes de comenzar a caminar. La seguridad es lo primero.

Senderismo por la zona del Pico de las Nieves.
Senderismo por la zona del Pico de las Nieves.

Ruta de senderismo al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve desde el mirador Degollada de la Cruz Grande

Espero que tengas ganas de caminar, porque la ruta que te traemos hoy no es un paseo. Aunque está bien marcada y suele ser concurrida, sigue siendo una ruta relativamente exigente, en la que tendrás que superar un desnivel de aprox. 1.000 m y hacer cerca de 15 km entre la ida y vuelta. Planifica bien, procura empezar temprano, llevar bastante agua y protección solar y… ¡a disfrutar!

Primero vamos a describir la ruta al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve desde Cruz Grande por etapas y al final del post encontrarás todos los datos prácticos, incluido un track que podrás descargar y seguir.

Vistas en la ruta al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande.
Vistas en la ruta al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande.

Dónde aparcar para comenzar la ruta al Mirador del Pico de las Nieves

En el parking de la curva, u, oficialmente, del mirador Degollada de la Cruz Grande, hay un par de sitios para dejar tu coche. O si no, al otro lado de la curva tienes un par de sitios más. Pero ¡mucho cuidado! La curva es muy cerrada y bastante peligrosa.

Una vez tenemos estacionado el coche, mira a la izquierda y arriba, ¿ves una cúpula blanco-verde en uno de los picos lejanos? Allí tenemos que llegar. Pero no te preocupes, no es tan cansino como puede parecer: entre vista y vista, parada y parada para admirar la belleza de cada nuevo rincón que vas descubriendo, no te darás cuenta de cuando llegues al mirador del Pico de los Pozos de la Nieve.

Aparcamiento y la casa del vecino en el mirador Degollada de la Cruz Grande.
Aparcamiento y la casa del vecino en el mirador Degollada de la Cruz Grande.

Desde el parking Degollada de la Cruz Grande por la Vía de la Plata

Seguramente los primeros metros del camino te sorprenderán, porque irás por un cómodo camino empedrado que comenzará a subir suavemente detrás de una casa.

#Reflexión: Me preguntaba al rodear la casa, ¿no le molestamos al lugareño tantos senderistas que pasamos todos los días por medio de su patio? Le pillamos trabajando en el jardín, así que solo le saludamos, intentando pisar lo mínimo posible su terreno y nos evaporamos rápido. Él nos respondió con una sonrisa… y su perro, con un vaivén de la cola.

Después de una subida plácida llega lo duro de la ruta: unos cuantos zigzags empinados. Eso sí: seguimos por un camino empedrado ancho y cómodo de la Vía de la Plata. Y lo mejor de cada curva es que te ofrece unas vistas cada vez más espectaculares de los alrededores. Así tienes una excusa perfecta para parar, descansar, admirar.

Casi ya llegando hasta el final de la vía, verás la salida de un acueducto y más arriba, lo verás desde arriba, cómo serpentea entre la roca y se esconde entre las montañas. Además, verás un mini-embalse con vistas panorámicas.

Empezamos la ascensión al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande por la Vía de la Plata.
Empezamos la ascensión al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande por la Vía de la Plata.

Hasta la Ventana del Diablo

Ahora toca atravesar un “desierto de roca” para adentrarse al bosque de pinos. El día de sol se agradece mucho. Aquí, estate atento y, cuando veas una apertura entre los árboles por la que se intuyen vistas al valle, aprovéchala. A la sombra de los pinos cada uno podrá disfrutar a su manera: mientras yo hacía fotos de la panorámica, Denys se tumbó bajo las copas frescas.

Retomamos la ruta. Desde este punto se convierte en un paseo muy agradable a la sombra del bosque. Así, sin prisas, llegamos a la bifurcación: Pico de las Nieves y Ventana del Diablo. Hasta esta última, 200 m. Por supuesto, nos desviamos. Sin demasiadas expectativas, porque solo nos esperábamos un agujero, probablemente, entre rocas, con vistas. ¿Cuántas ventanas del diablo habrás visto por el mundo?

Y no nos equivocamos, era precisamente eso: un agujero con vistas. ¡Pero qué vistas! Al Roque Nublo y detrás, ¡El Teide! Y abajo, todo salpicado de picos montañosos. Sin duda, merece la pena el desvío. Tengas tiempo o no, hazlo.

Acercándonos a la Ventana del Diablo
Acercándonos a la Ventana del Diablo.
El Teide visto por la Ventaba del Diablo.
El Teide visto por la Ventaba del Diablo.

Hasta el pico La Campanada

Aún maravillados con las vistas, deshacemos el desvío y seguimos el camino. Un poquito de subida suave por el bosque. No me di cuenta en qué momento precisamente, pero la subida empezó a empinarse un poco hasta convertirse en zigzags otra vez. Ahora era una senda forestal dando vueltas a pinos.

Cuando estábamos casi arriba, escuché un ruido muy raro para este tipo de terreno – un tintín del cencerro. ¿Un rebaño de ovejas por aquí? ¿O una oveja loca solitaria? Mientras lo pensaba, el ruido se acercaba a mucha velocidad. Debe de ser la oveja loca, pensé. Como no veía nada detrás de los árboles, por si acaso me aparté de la senda. En unos instantes lo vi. En vez de una oveja, era ¡un ciclista! Me saludó y agradeció que le dejara pasar. La verdad, me pareció una manera muy funcional de avisar así de su llegada.

La ruta hacía el Pico de las Nieves sigue. Aunque no hay señales, si miras el GPS verás que llega un punto en el que puedes elegir seguir directo hasta él o hacer un desvío y ascender el pico La Campanada. Tendrías que hacer unos 100 m de desnivel y unos 4 kms de más. Nosotros no lo hicimos, solo nos acercamos al borde del precipicio. Al ver que llegaba un mar de nubes que nos iba a tapar las vistas, decidimos seguir hasta el Pico de las Nieves para llegar antes.

Bosque y el mar de nubes llegando en la ruta al Pico de las Nieves.
Bosque y el mar de nubes llegando en la ruta al Pico de las Nieves.

Último empujón hasta el Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve

Probablemente, éste es el tramo más pesado de toda la ruta. Desde la senda empiezas a avistar la silueta del observatorio, al lado del pico de las Nieves, y te parece que estás a la misma altura. Ya no queda nada de subida, piensas. Y de repente, te das cuenta de que para llegar al mirador primero tendrás que descender y luego, ¡volver a ascender!

Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve
Ruta de senderismo al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande.

En los alrededores del Pico de las Nieves

En el mismo mirador del Pico de los Pozos de la Nieve durante la temporada alta suele haber una furgo con bebidas frías y algo para picar.

Cerca también hay un nevero, donde guardaban la nieve durante los meses de verano. Encontrarás un cartel con las explicaciones de cómo llevaban la nieve aquí, la compactaban hasta convertirla en bloques de hielo que se usaban en verano por los más adinerados con diferentes fines, incluidos los terapéuticos.

Además, puedes bajar hasta la Ventana de Morro, con muchísimo cuidado, porque el camino no es fácil, para conseguir una foto mítica con el Roque Nublo y numerosos picos de fondo.

La vuelta

Es una ruta lineal, así que la vuelta toca por el mismo camino. Pero no te preocupes, no te vas a aburrir. Aunque pases por los mismos lugares, las vistas desde otra perspectiva y con el sol en un punto diferente, se ven distintas.

#Curiosidad: lo que merece especial atención en el bosque es el pino canario y su capacidad de revivir. Fíjate en los negros troncos, después del incendio, y los nuevos brotes verdes que los rodean por todos lados. Por cierto, el pino canario es el único que tolera el agua salada, es decir, se puede apagar el fuego directamente con el agua del mar.
Pino canario quemado... reviviendo...
Pino canario quemado… reviviendo…

Opción para los que no tienen tiempo

Si no tienes tiempo, sube al mirador del Pico de las Nieves en coche. Andando, puedes bajar un poco, hasta el comienzo del bosque. Por el camino tendrás unas vistas inigualables del Roque Nublo y el pico de El Teide. Un poco más abajo habrá un panorama precioso al barranco con las rocas-torres elevándose desde el fondo.

Ruta del Pico de las Nieves con las vistas a El Teide en Gran Canaria.
Ruta del Pico de las Nieves con las vistas a El Teide en Gran Canaria.

Datos prácticos para hacer la ruta del Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve desde Degollada de la Cruz Grande

Longitud, tiempo, desnivel (ida y vuelta): aprox. 15 km, aprox. 5-6 hr, aprox. +/-1.100 m.

Señalización: bastante bien señalizada, pero no es de más llevar GPS.

Tipo de terreno: senda de piedra, senda de tierra. Camino Vía de Plata empedrado.

Comienzo/Final, cómo llegar: en el Mirador Degollada de la Cruz Grande, en la carretera GC60, donde hay un pequeño parking para unos 7 coches. Desde el mirador hay que bajar un par de metros hasta la señal que indica la ruta a “Pico de las Nieves”.

Atardecer de camino de vuelta de la ruta al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande.
Atardecer de camino de vuelta de la ruta al Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve (Pico de las Nieves) desde el Mirador Degollada de la Cruz Grande.

Peligros: Cuidado cruzando la carretera. No hay dificultades técnicas ni pasos muy aéreos. Un poco más de cuidado en sendas cubiertas de pinocha, porque son resbaladizas.

Circular: no.

Track: Nuestro track de la ruta del Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve desde Degollada de la Cruz Grande.

Que llevar: Agua, ya que no hay donde reponerla. En su mayor parte tiene sombra, aunque protección solar (crema, gorro, etc.) no estaría de más. Necesario calzado cómodo de montaña.

Vistas al mar de nubes llegando al Pico de las Nieves.
Vistas al mar de nubes llegando al Pico de las Nieves.

Más sobre Gran Canaria y otras Islas Canarias en nuestro blog.