Museos de Tallin con tarjeta Tallinn Card: cómo elegir, cómo ver, cuánto cuesta y más info.

Museos de Tallin con tarjeta Tallinn Card

Tallin es una de las ciudades con más museos y atracciones por metro cuadrado. No lo he comprobado en ninguna fuente oficial. Es mi sensación personal. Y lo «peor» es que ¡son muy apetecibles! La mayoría son interesantes, interactivos, en los que se pueden «tocar» las exposiciones, experimentar con ellas, y aprender mucho con carteles, audios y vídeos. Nosotros no somos muy de museos, más bien, de aire libre y paseos tranquilos, pero debo reconocer que en Tallin nos volvemos locos y vamos corriendo de un lugar de interés al otro, antes de que cierren. En esta última ocasión, además, tuvimos la suerte de contar con Tallinn Card y ¡la aprovechamos al máximos! ¿Listos para saberlo todo sobre los museos de Tallin?

¡Bienvenidos a Tallin! Comencemos el recorrido por sus museos y otras atracciones turísticas.

¡Bienvenidos a Tallin! Comencemos el recorrido por sus museos y otras atracciones turísticas.

Creednos, hay cosas que ver y hacer en Tallin para todos los gustos.

Creednos, hay cosas que ver y hacer en Tallin para todos los gustos.

Museos de Tallin sin agobios

Quiero que quede claro desde el primer momento: No es posible visitar todos los museos de Tallin en un solo viaje. Incluso si le dedicas todo el tiempo, sin pasear por las calles ni disfrutar de espacios de Tallinn al aire libre, no serás capaz de hacerlo. Primero, porque hay muchísimos. Y segundo, porque se tarda bastante en recorrerlo; la gran mayoría tienen rincones interactivos, con juegos, audios, etc. que te van a entretener bastante. Y si, además, el tema te interesa mucho, date por contento si consigues ver 1-3 museos al día. ¡Ojo! en invierno y, sobre todo, en temporada navideña, los horarios se acortan bastante. Tenlo en cuenta.

#TipViajero: el precio del museo te puede guiar un poco lo que vas a tardar dentro. Si cuesta 15€, mínimo 2 horas y corriendo. Si son unos 8€, dale mínimo 1 hora. En caso de costar 3€ (precios mínimos que vimos), pueden ser unos 20-40 minutos. Hemos visto unos 10 museos de Tallin y no nos ha fallado el cálculo.

Ahora, la pregunta del millón: ¿Cómo ver los museos de Tallin sin agobiarse? Fácil: planificando tu visita. Toma tu tiempo, investiga, elige. Lee los comentarios, elige tus «top» y unos cuantos «plan B«. Mira sus horarios, mira su ubicación. Confecciona tu ruta por barrios y así ahorrarás tiempo en desplazamientos.

Piensa si quieres visitar «Tallin exterior» – pasear por sus callejuelas, acercarse a los miradores, etc. – además de entrar en los atractivos turísticos. Si es así, quita un par de museos de tu lista. Ahora estás listo para disfrutar de Tallin museístico.

Lee más sobre Qué puedes ver en Tallin más allá de los museos en nuestro post.

Un consejo: en general, lunes no es el mejor día para hacer visitas a los museos de Tallin; muchos están cerrados.

Museo PROTO para experimentar.

Museo PROTO para experimentar.

Rompehielos para asombrarse.

Rompehielos para asombrarse.

Tallinn Card: ¿merece la pena para visitar los museos de Tallin?

Antes de compartir contigo nuestros museos favoritos de Tallin, te queremos hablar de Tallinn Card (tarjeta turística que permite ahorrar en las atracciones de la ciudad). Primero que todo, la web dedicada a Turismo de Tallin y Tallinn Card es una maravilla. Es una de las mejores y más útiles páginas web de turismo que he visto. Tienes toda la información actualizada y, además, muchos posts útiles con rutas curiosas, visitas atípicas, rincones escondidos, etc.

Ahora vamos a intentar a contestar a la pregunta si merece la pena comprar Tallinn Card. Las hay de 24 (34€), 48 (51€) y 72 (62€) horas*; opción normal y Plus.

*Precios: enero 2022. Precio de tarjeta electrónica. Si quieres tarjeta física, es 1€ más. Opción Plus es +14€ que deberías añadir al precios según la duración de la tarjeta.

Nos sentimos como si tuviéramos la llave de la ciudad: en todos los sitios que nos interesaban nos admitían gratis con Tallinn Card.

Nos sentimos como si tuviéramos la llave de la ciudad: en todos los sitios que nos interesaban nos admitían gratis con Tallinn Card.

Si te encantan los museos y quieres ver muchos, seguro que te saldrá rentable comprar Tallinn Card. Eso sí, según la época en la que viajes, mira previamente los horarios, cierres, etc. Presta especial atención a los períodos festivos. También ten en cuenta que en invierno muchas torres de las iglesias están cerradas (por la nieve y hielo, supongo), por lo que bajan el precio de acceso o lo hacen gratuito.

Por cierto, en la web de Tallinn Card tienes información más que transparente sobre la tarjeta: puedes calcular si te sale rentable comprarla, en función de las atracciones que quieres visitar. También avisan sobre cambios en horarios y hasta ¡recomiendan no comparar la Plus hasta el 01/04! porque una de las atracciones que incluye no está disponible hasta esa fecha.

En nuestro caso, nos salió bien, y eso que tuvimos muchos imprevistos por culpa de los días festivos. Celebramos en Tallin el Año Nuevo y pretendíamos aprovechar la tarjeta entre el 31/12 y el 02/01. Tuvimos que correr un poco para ver todo lo que queríamos, pero ¡definidamente mereció la pena! Abajo te dejamos la foto con todo lo que pudimos hacer en 72 horas. ¡Ojo! La Tallinn Card incluye transporte público para los días correspondientes. ¡Es un gran punto a favor, porque aparcar en Tallin es sinónimo de arruinarse y desesperarse!

Compartimos más consejos prácticos para organizar tu visita a la capital de Estonia sin gastarse un pastizal en el post aparte.

Nuestro ahorro con Tallinn Card: 37,50€ por persona.

Nuestro ahorro con Tallinn Card: 37,50€ por persona. Se puede ahorrar mucho más si no se viaja en períodos estivales e invernales.

¿Cuántos museos hay en Tallin?

No lo sé, sinceramente. Me es muy difícil contarlos todos. ¿Cientos? Según la web de turismo de Tallinn, aplicando el filtro de «museo», salen 53. Pero si añado galerías, torres, iglesias, monumentos, ya son más de 100. Así que, respira, no te agobies, no te dará tiempo verlo todo en una sola visita. Nosotros ya llevamos dos y estamos muy lejos de completar nuestra Lista Principal.

Para que te sea un poquito más fácil de elegir las visitas de tu interés, intentaré agruparlas por temáticas. Pondré «VJ» al lado de los que visitamos nosotros y «TC» si la entrada es gratis con Tallinn Card. No pondré precios, porque cambian bastante. Ya sabes que para ver toda la información actualizada, dirígete a la web de Turismo de Tallinn – es muy intuitiva y entretenida.

Aviso importante: por razones obvias de extensión del post recomendada, no podré mencionar todos los atractivos de Tallin. Elegiré los más famosos, curiosos, que nos gustan más, etc.

Aquí va el mapa de diferentes museos, visitas y atracciones turísticas de Tallin. Seguro que se me olvida algo. Si te das cuenta de qué es lo que falta, avisa. En azul, todo lo que visitamos. En gris, los pendientes, aunque los habíamos «investigado» y están en nuestra Lista Principal.

Museos de arte

Museos de arte de Tallin… ¿por dónde empezamos? La capital de Estonia es creatividad y belleza en cada esquina. Será muy difícil destacar solo algunos espacios de arte.

Museos de arte de Tallin con más renombre

Entre los museos de arte más completos están Kumu Art Museum, TC (el más grande y moderno de Estonia, dedicado a arte estonio de los ss. XVIII-XX) y Kadriorg Art Museum, TC (Museo de arte extranjero de los ss. XVI-XX; se encuentra en un palacio barroco).

Tallinn Art Hall Gallery es el establecimiento de arte más antiguo de Estonia que exhibe unas de las colecciones más importantes.

Fine-art photography centre Fotografiska Tallinn TC, además de ser museo de fotografía, organiza numerosas presentaciones y ofrece bonitas vistas desde la última planta.

Descubramos el arte y la magia de Tallin.

Descubramos el arte y la magia de Tallin.

Museos de Arte atípicos

Un museo de arte curioso es Kullo Children’s Gallery en el que se exhiben las obras de niños y sus profes.

En A-Gallery puedes disfrutar del arte de la creación de joyas; es uno de los museos de joyería más emblemáticos de países Nórdicos.

Multimedia Art Exhibition Monet2Klimt ofrece una visión de los cuadros de Monet, van Gogh y Klimt desde una perspectiva interesante: a través de 140 pinturas animadas.

Otro centro de exposiciones es Kai Art Center, TC, en una localización inesperada: en la antigua fábrica de submarinos centenaria, en el barrio Noblessner Seafront, con vistas a la bahía de Tallin.

Arte al aire libre

En el Patio de los Maestros puedes ver cómo trabajan los artesanos y, de paso, comprar algún souvenir.

Los amantes de street art van a gozar de Tallin. Hay muchos grafitis en las calles y se pueden localizar fácilmente filtrando por «Street Art» en la web de Visit Tallinn.

Patio de los Maestros en Tallin. Venimos muy temprano y todos los talleres de artesanos aún estaban cerrados.

Patio de los Maestros en Tallin. Venimos muy temprano y todos los talleres de artesanos aún estaban cerrados.

Museos de historia

Museo de Historia de Estonia tiene varias sedes: Gran Salón del Gremio, Palacio y Establos del palacio Maarjamäe, Film Museum y Museo de Teatro y Música. Todos son gratuitos con Tallinn Card. Hay opciones de visitas guiadas y diferentes tipos de descuentos (entre ellos, ITIC). Todos están en la página web del Museo de Historia, donde puedes ver el horario, los precios e información actualizados.

Creo que el Museo de la Guerra de Estonia – Museo General Laidoner, TC, es una buena opción si te interesa la historia de sufrimiento de Tallin y Estonia durante las guerras. Debido a la situación estratégica del país, entre el Este de Europa y el Norte, siempre ha sido un «trozo» deseado. Muchos han intentado conquistar/conquistado estas tierras. Otro museo que habla de la turbulenta historia de Estonia, de las ocupaciones y libertades es el Museo de Ocupaciones y Libertad de Vabamu, TC.

Museo de la ciudad de Tallin, TC, VJ, es un must si quieres conocer la historia de Tallin y, además, entretenerte con exposiciones temporales sorprendentes. Nosotros tuvimos la suerte – o la desgracia, depende de cómo se mire – visitar la exposición sobre pornografía, prostitución y sexo. Sin tabúes. Sin comentarios. Por cierto, una de las trabajadoras del museo se aseguró de que nosotros no nos perdiéramos nada de esta expo, siguiéndonos de sala en sala y contándonos los «salados» detalles. Una experiencia bizarra e inolvidable.

Museo de la ciudad - exposición en el sótano del antiguo edificio. Qué ver y hacer en Tallin, Estonia, Países Bálticos; Tallinn Card.

Museo de la ciudad de Tallin – exposición en el sótano del antiguo edificio.

Anuncio de la exposición sobre pornografía, prostitución y sexo en el Museo de la ciudad de Tallin. No mostramos más... por si acaso.

Anuncio de la exposición sobre pornografía, prostitución y sexo en el Museo de la ciudad de Tallin. No mostramos más… por si acaso.

Torres y murallas

Probablemente, la entrada más famosa de Tallin es la Puerta Viru. Y, decir la verdad, impresiona, sobre todo con nieve. Aunque no se puede visitar por dentro, es más que recomendable acercarse a ella.

Museo de fortificaciones Kiek in de Kök

El Museo de fortificaciones Kiek in de Kök consta de dos espacios principales, TC, VJ: los pasajes del bastión con el museo de Piedra tallada y Torres: de la Doncella, Kick in de Kök, Torre del Establo y de la Puerta. Se puede visitar por separado o en conjunto. ¡Ten en cuenta! que para recorrerlo todo, muy rápidamente, necesitas mínimo 1,5 hr. Nosotros lo hicimos y sudamos, aunque fuera hacía -10ºC. Si quieres disfrutar de la visita, leer, aprender, escuchar (los pasajes del Bastión tienen su propia audio-app muy entretenida y WiFi en la entrada para descargarla), programa unas 4 hrs.

Para comprobar los horarios, precios, exposiciones temporales, servicios, etc., visita la web del Museo de la Ciudad de Tallin, del que forma parte el Museo de fortificaciones Kiek in de Kök, junto a 7 otras sedes. Tienen muchas opciones de tarifas, según lo que quieras visitar y las veces que quieras volver. Todas las sedes son gratuitas con Tallinn Card.

Pasarelas del Museo de fortificaciones Kiek in de Kök - uno de nuestros museos favoritos de Tallin, Estonia.

Pasarelas del Museo de fortificaciones Kiek in de Kök – uno de nuestros museos favoritos de Tallin, Estonia.

Pasajes del Bastión del Museo de fortificaciones Kiek in de Kök, Tallin.

Pasajes del Bastión del Museo de fortificaciones Kiek in de Kök, Tallin.

Torres y murallas de Tallin

Nosotros aún no hemos tenido la oportunidad de visitar la Torre del Ayuntamiento y Old Thomas, TC,  porque solo abre al público en verano. Pero las vistas desde arriba deben de ser impresionantes.

#TipViajero: puedes conocer la leyenda de Old Thomas y ver al Thomas original en el Museo de la Ciudad de Tallin.

Tampoco hemos visitado la Torre del museo Epping, TC, porque solo abre de mayo a septiembre, pero la tenemos pendiente para nuestra visita veraniega a Países Bálticos. La principal atracción es la posibilidad de ponerte la armadura.

¿Sabías que el complejo medieval de Tallin es uno de los mejor conservados de Europa? Hoy en día aún siguen en pie casi 2 kms de muralla y aproximadamente la mitad de las torres originales (unas 20). Y lo mejor es que se puede subir a las murallas y explorar las torres en muchos puntos de la ciudad. Por ejemplo, desde la torre Nunna se puede caminar hasta las de Sauna y Kuldjala. Este tramo se conoce como Muralla de la ciudad de Tallin, TC.

Se dice que el tramo de la muralla de Tallin visitable más largo está entre la Torre Munkadetagune y la Torre Hellemann, TC, VJ. Entramos por la Torre Hellemann. El señor de la taquilla es un tanto peculiar, lo que le da un encanto extra a la visita. Por cierto, en estas dos torres se puede comprar vino caliente en invierno.

Tramos de la muralla entre la Torre Munkadetagune y Hellemann, Tallin.

Tramos de la muralla entre la Torre Munkadetagune y Hellemann, Tallin.

Museos para tocar y experimentar en Tallin

En el Museo de la Salud de Estonia, TC, se aprende, de manera interactiva, sobre el cuerpo humano y la medicina del pasado. Según los comentarios, algunas salas son muy gráficas y pueden impresionar más de lo necesario. Esa fue la razón por la que no lo visitamos, en esta ocasión.

Sin embargo, la Fábrica de inventos PROTO, TC, VJ, y el Centro de descubrimiento de energía, TC, VJ, son unas joyas. Se puede tocar ¡todo! Es más, se debe. Hay que experimentar, jugar, explorar, descubrir. Y lo mejor de todo, es que cada experimento se explica perfectamente. Y lo que bajo otras circunstancias podría parecer magia, se convierte en ciencia. En PROTO la mayoría de los experimentos se exploran a través de la realidad aumentada. Y en el Centro de energía, giran en torno a la maravillosa fuerza de diferentes tipos de energía.

¿Has estado alguna vez en un Museo de la Computación? O ¿en un Museo de videojuegos? Pues, en tu próxima visita a Tallin puedes hacerlo y conocer la historia de las cosas modernas sin las que ya ni imaginamos nuestro día a día. ¿Recuerdas los tiempos cuando no había ordenadores ni videojuegos?

Centro de ciencia práctica SkyLab en Super Skypark, TC, es un espacio en el que jugar a ciencia, experimentando y creando. También puedes tomar fotos con diferentes efectos especiales.

Jugando en el Museo de PROTO. Qué ver y hacer en Tallin, Estonia, Países Bálticos; Tallinn Card.

Jugando en el Museo de PROTO.

¿Adivinas cómo "jugar, experimentar" con este carruaje en PROTO?

¿Adivinas cómo «jugar, experimentar» con este carruaje en PROTO?

Descubriendo la energía en uno de los museos más entretenidos de Tallin.

Descubriendo la energía en uno de los museos más entretenidos de Tallin.

Museos marítimos de Tallin

Una de las sedes del Museo marítimo de Tallin es Gran Puerta Costera y torre Fat Margaret, TC, VJ. Íbamos con la idea de recorrerlo rápido, porque no somos muy de barcos y esas cosas; sólo nos picaba la curiosidad. Pero, al final, pasamos dentro más de 2 hrs y descubrimos que nos interesaba el tema: barcos de todos tipos, rutas marítimas y todo lo relacionado con el mar. Creo que te queda claro que el museo es interesante, entretenido e interactivo, ¿verdad? Si no, Denys se hubiera aburrido en media hora.

Otra sede del Museo marítimo es el famoso Seaplane Harbour, TC, VJ – una colección de todo tipo de barcos, armas pesadas e información sobre ello. Además, por supuesto, hay varios puntos interactivos, como, por ejemplo, manejo remoto de barcos, Yellow Submarine, manejo del primer barco submarino, creación de aviones de papel, etc. 2 horitas no te quita nadie si quieres tocarlo todo.

Y la última parte del Museo marítimo es la emocionante excursión por Suur Tõll, TC, VJ – el gran rompehielos – que forma parte de la exposición de barcos al aire libre detrás del Seaplane Harbour. Lo mejor es que te dejan vagar por el rompehielos a tu aire, guiándote y acompañándote con la info en los carteles. Nuestra visita fue perfecta: en invierno el mar alrededor de Suur Tõll se congela, así que lo puedes ver en su «ámbito natural».

Para más información sobre las sedes del Museo Marítimo, dirígete a su página web.

¡Manos a la obra! o, mejor dicho ¡Manos a la exposición del Seaplane Harbour!

¡Manos a la obra! o, mejor dicho ¡Manos a la exposición del Seaplane Harbour!

El gran rompehielos Suur Tõll en Tallin.

El gran rompehielos Suur Tõll en Tallin.

Iglesias y conventos de Tallin

Probablemente, el único monumento que nos dejó un poquito decepcionados en su relación precio-lo que ves es el Antiguo convento dominico, TC, VJ. Si no entrara en Tallinn Card, diría que el precio de 5€ es un poco elevado por lo que ves: literalmente, tres pequeñas estancias. Eso sí, con la tarjeta no duele. Se tardan unos 15-20 minutos, incluido el tiempo de leer sobre el lugar las dos hojas que te dan en la entrada. Según el guarda, una de las salas del edificio tiene paredes originales, del s. XIII, que son las más antiguas de Tallin. Además de algunas piedras y columnas talladas en una de las salas y vistas al patio del monasterio (cerrado a visitas), se hacen exposiciones de arte moderno. A nosotros nos tocó una de desnudos.

Patio del antiguo convento dominico (acceso gratuito). Qué ver y hacer en Tallin, Estonia, Países Bálticos; Tallinn Card.

Patio del antiguo convento dominico (acceso gratuito).

La Iglesia gótica y torre de San Olav (Oleviste), TC, VJ, era el edificio más alto del mundo entre 1549 y 1625. Su aguja de 159 servía de señal para los barcos que se acercaban a la costa de Tallin, pero también, por desgracia, atraía a los rayos. La estructura se quemó en tres ocasiones. En enero 2022 la torre llevaba cerrada más de 2 años y, según la señora en la entrada, no había previsión de su apertura. El acceso a la iglesia es gratuito en horario de misas.

La torre de San Olaf y Fat Margaret. Tallin, Estonia, Países Bálticos.

La torre de San Olaf y Fat Margaret.

La Catedral de Santa María de Tallin (iglesia de la cúpula) y campanario, TC, VJ, del s. XIII, fue reconstruida en muchas ocasiones, por lo que hoy en día luce una mezcla de estilos extraordinaria. El interior está lleno de escudos fúnebres de los siglos XVII al XX y las piedras funerarias de los siglos XIII al XVIII. Muchos famosos de su época están enterrados aquí.

También puedes encontrar en Tallin iglesias de otros países, por ejemplo, Iglesia greco-católica ucraniana o la Iglesia sueca de San Miguel. Además de iglesias, sirven de centros culturales de las minorías ucraniana y sueca en Tallin.

Catedral de Santa María de Tallin (iglesia de la cúpula)

Catedral de Santa María de Tallin (iglesia de la cúpula).

Museos etnográficos y al aire libre

Museos etnográficos al aire libre son nuestra debilidad. Siempre que podemos, los visitamos. En los alrededores de Tallin hay dos: Museo al aire libre de Estonia, TC, VJ, y Museo al aire libre de Viimsi, TC.

El primero alberga muchas aldeas recreadas del siglo XVIII y XX, con casas, graneros, edificios agrícolas con techo de paja, molinos de viento, e incluso una capilla de madera y una escuela del pueblo. En invierno solo algunos edificios están «ocupados» con los habitantes que muestran cómo se vivía en el pasado. Sin embargo, dicen que en verano todas las aldeas están llenas de vida, actividades y demostraciones varias. Nosotros, en invierno, nos entretuvimos durante unas 3 horas. No quiero ni pensar lo que tardaríamos en salir de allí en verano.

Y el segundo cuenta la historia de los habitantes de la costa a través de las visitas a las granjas que se dedicaban a la pesca y la agricultura. También hay casas de pescadores reconstruidas de Krueger y Silberfeldt.

Museo etnográfico de Tallin.

Museo etnográfico de Estonia.

Uno de los interiores en el Museo al Aire libre de Tallin.

Uno de los interiores en el Museo al Aire libre de Estonia.

Museos de Tallin varios

Hay algunos museos de Tallin que no hemos podido clasificar. Pero nos parecen interesantes. Así que, aquí los dejamos. Los siguientes tres museos están en el casco antiguo de Tallin.

Museos en el centro de Tallin

Visitando Tallin, no te olvides de pasar por la farmacia más antigua de Europa que sigue en funcionamiento (desde 1422): Farmacia del Ayuntamiento, regalo con TC.

Otro museo de Tallin curioso y espeluznante al mismo tiempo es Celdas de prisión de la KGB, TC, VJ – la antigua sede de la KGB en Tallin. Las celdas de interrogatorios se encuentran en el sótano de un edificio de viviendas. ¿Creerán sus inquilinos en los fantasmas? ¿Escucharán las voces de los «enemigos del régimen» por las noches?

En el Museo de fotografía que se encuentra en la cárcel de la ciudad, TC, se pueden ver fotos y cámaras antiguas y, además, un cuarto oscuro de principios del s. XX (recreado).

Celdas de prisión de la KGB. Qué ver y hacer en Tallin, Estonia, Países Bálticos; Tallinn Card.

Celdas de prisión de la KGB.

Museos en las afueras de Tallin

Los museos de la Casa de Pedro el Grande, TC, y Torre de televisión de Tallin, TC, se encuentran a las afueras del centro de Tallin. Para llegar a ellos es necesario coger transporte público o coche. La Casa de Pedro el Grande es el museo más antiguo de Tallin (inaugurado en 1806 por orden del emperador Alejandro I). Hoy en día forma parte del Museo de la ciudad de Tallin y en él se expone todo lo que rodeaba a Pedro I y Catalina I durante su estancia aquí, mientras al lado se construía el Palacio de Kadriorg (uno de los museos de arte ahora, ¿recuerdas?).

La Torre de televisión de Tallin no solo es el edificio más alto de Estonia que ofrece vistas, entretenimiento y exposiciones interactivas varias, sino que también tiene una historia fascinante relacionada con su rol en la restauración de la independencia de Estonia. Si vienes hasta aquí para visitarla, aprovecha y combina tu experiencia con el Jardín Botánico, TC, que está justo al lado.

Aunque el siguiente museo está a 30 minutos de Tallin, en la península de Viimsi, parece bastante curioso para hacer una escapada. El Museo de folklore costero, TC, está dedicado a la vida en la costa de Estonia, tanto histórica como moderna y está al lado del Museo al aire libre de Viimsi. En nuestra próxima visita a Tallin, caerán ambos, fijo.

¡Hasta próxima, Tallin!

¡Hasta próxima, Tallin!

Donde alojarse en Tallin

Si todavía no tienes alojamiento reservado en Tallin, te dejamos este enlace de Booking con todos los hoteles disponibles. Muchos de los hoteles tienen cancelación gratuita. Tallin es una ciudad bastante turística, así que las mejores opciones se agotan rápido y, si esperas al último momento, puede que te cueste más caro o te tocarán alojamientos de peor calidad.


Más sobre Estonia y Países Bálticos en nuestro blog.