Qué ver en Vilna (Vilnius), Lituania

Qué ver en Vilna (Vilnius), Lituania

Vilna, o Vilnius en lituano, la capital de Lituania, es una ciudad compacta y acogedora. Aunque es bastante grande, el casco histórico medieval, con sus calles estrechas, se puede recorrer en un día. Sin embargo, si quieres visitar museos e ir sin prisas, dedícale al menos 2-3 días.

Torre de Hediminis y el centro histórico desde el Bastión. Vilnius, Lituania.

Torre de Gediminis y el centro histórico desde el Bastión.

Qué ver en Vilna

Lo curioso de la capital de Lituania es que casi todo el país está prácticamente llano y aquí, hay muchas colinas. Así que, el paisaje de Vilna es muy variado y hay bastantes puntos para ver vistas.

Por lo que destaca Vilna es por la cantidad de las iglesias. Parece que hay una ¡en cada rincón!

#TipViajero: Si quieres visitar museos, intenta evitar los lunes y martes, porque es cuando muchos están cerrados. De todos modos, antes de ir, conviene comprobar el horario.

La web de turismo de Vilna tiene un apartado muy útil y cómodo de usar, dedicado a todos los lugares de interés de la capital organizado por categorías. Te dejamos el link que seguramente hará tu vida turística en Vilnius mucho más fácil.

En el mapa de Vilna tenéis algunas sugerencias de qué podéis ver en la capital de Lituania. En marrón están los sitios que mencionamos en este post. Y en azul, las otras muchas atracciones que no hemos podido incluir.

Museos y galerías de arte

En Vilna hay muchísimos museos y galerías de arte de todas las temáticas. Antes de viajar a la capital de Lituania, conviene elegir los más se ajustan a tus intereses, comprobar sus horarios y pensar cuánto tiempo puedes dedicarles. Compartimos con vosotros los que visitamos nosotros.

Telia Nemuziejus

Telia Nonmuseum es un museo interactivo de varias temáticas. Por ejemplo, en una de las salas te cuentan la historia de Vilna de una forma muy entretenida en tan solo 15 minutos. En otra sala, te encuentras gafas de realidad virtual. Hay solo 5 realidades virtuales diferentes, así que, si hay mucha gente, es complicado conseguirlas. Además, son unos equipos un poco viejos. Una cosita bastante divertida es la alfombra voladora que se proyecta en el suelo y, al hacer fotos, parece que estás volando.

Datos prácticos para visitar el museo

Precio: 8€ o gratis con Vilnius City Card.

Telia Nonmuseum en Vilnius. Lituania, Repúblicas Bálticas.

Telia Nonmuseum en Vilnius.

Gintara – museos-galerías de ámbar

En Vilna hay muchas tiendas – museos que venden / exponen ámbar y todo tipo de joyas y obras en este material. Hay muchas de este tipo de tiendas en la calle de la Puerta del Amanecer (Aušros Vartų g.), una calle pintoresca, llena de vida. Entramos en varias y la que más nos gustó – por la variedad de obras en ámbar y el trato del personal – es Gintero Galerija Muziejus en la calle Šv. Mykolo g. 8.

Aquí aprenderás cómo se forma el ámbar del Báltico y qué propiedades, muchas de ellas mágicas, tiene. También te cuentan cómo se usaba este mineral en los rituales paganos.

La entrada cuesta 1,25€ o gratis con la Vilnius City Card.

Gintara - museo-tienda de ámbar en Vilna.

Gintara – museo-tienda de ámbar en Vilna.

Museo y mirador del bastión (The Bastion of Vilnius City Wall)

Si estás interesado en la historia de las tácticas de defensa y el armamento del Gran Ducado de Lituania, inclúyelo en tu ruta por Vilnius. Pero ten en cuenta que no es un museo interactivo, sino que hay mucha información escrita que habría que leer. Si vas con niños o personas inquietas, igual elegiría otro plan.

El tema militar del museo aparte, el bastión en sí tiene mucho interés. Fue una de las 10 puertas, construidas en el s. XVI, como parte de las murallas defensivas de la ciudad de Vilna de casi 2,5 km en perímetro. Y desde el principio se envolvió en leyendas. Por ejemplo, se dice que Basilisk vivió en una cueva en la Colina del Bastión y aterrorizaba la ciudad. Y también que en algún ligar del Bastión está escondido el tesoro maldito de la doncella.

El precio de las entrada es de 5€ o gratis con Vilnius City Card.

#TipViajero: La entrada está desde el lado de la carretera, la calle principal Bokšto g. 20.

Bastión de Vilna.

Bastión de Vilna.


Torres, castillos y palacios

Las torres, castillos y palacios son otros de los atractivos principales de Vilna. Algunos se pueden visitar y hasta albergan museos y exposiciones, y otros solo se pueden ver por fuera. Cada uno tiene una larga historia para conocer en detalle, si tienes tiempo suficiente. A nosotros nos dio tiempo a visitar solo unos pocos torres, castillos y palacios de Vilnius.

Puerta del Amanecer/del Alba (Aušros Vartų)

En realidad, las Puerta del Amanecer (s. XVI) deberían estar en dos categorías, también en la de Iglesias, porque hoy en día también es un lugar de culto, aunque fue construida como parte de las murallas defensivas y era una de las 10 puertas de la ciudad. Por cierto, como prueba de su pasado militar, en la parte exterior aún se pueden ver las marcas de los disparos.

La imagen de la capilla (s. XVII) es una de las obras Renacentistas más famosas de Lituania y, además, se considera mágica por los católicos y ortodoxos en todo el mundo.

Se puede subir a las Puerta del Amanecer para ver las vistas de la ciudad y es gratuito.

Puerta del Alba o del Amanecer en Vilna.

Puerta del Alba o del Amanecer en Vilna.

Torre de Gediminis

La torre del castillo de Gediminis es la sucursal más visitada del Museo Nacional de Lituania que acoge diferentes exposiciones en cada planta. En la segunda planta incluso hay una expo interactiva que permite ver cómo iba desarrollándose y cambiando Vilna a lo largo de los siglos, así repasando su historia entre los ss. XIV y XXI.

Una de mis partes favoritas es la colección de las maquetas de los castillos de Vilnius. Y la otra experiencia muy emotiva que se puede vivir en la Torre de Gediminis es la posibilidad de formar parte de la Cadena Báltica.

Vistas del casco histórico de Vilna desde la Torre de Gediminis.

Vistas del casco histórico de Vilna desde la Torre de Gediminis.

¿Qué es la Cadena Báltica? Fue una protesta pacífica contra los soviéticos en la que más de 2 millones de personas se cogieron de las manos y formaron una Cadena entre Vilna y Tallin un día de agosto de 1989. Uno de los primeros «flashmobs» que se organizó ¡sin redes sociales ni teléfonos móviles! Marcó un punto de no retorno de los Países Bálticos en su relación con la unión soviética.

Además de las exposiciones, las vistas panorámicas de la ciudad, con sus tejados rojos y las torres de las iglesias, son muy bonitas tanto desde la colina como desde la torre. En invierno incluso se puede avistar la «migración» del hielo por el río.

Hielo "migrando" por el río, Vilnius. Lituania, Países Bálticos.

Hielo «migrando» por el río, Vilnius.

#TenEnCuenta: En invierno la senda de acceso a la torre a veces se hace un poco resbaladiza. Pero se puede subir en ascensor, por 1€/solo ida.

El precio de la entrada es 6€, gratuito con Vilnius City Card.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania

Podría escribir un post entero con todo lo que se puede ver en este lugar. Es enorme. Y bastante entretenido, aunque es verdad que es poco interactivo y para entender su historia y el contexto actual habría que leer mucho (hay info en inglés). En cada sala hay información detallada sobre lo que se está viendo, lo que se agradece. No queda ninguna duda sin resolver.

La visita al palacio de los Grandes Duques de Lituania está cómodamente organizada en 4 rutas marcadas que puedes hacer una por una. Te llevarán a estancias diferentes. Calcula aprox. 1 hora por ruta si quieres parar a leer los carteles de vez en cuando.

Ruta 1 va de historia y de restos arqueológicos encontrados en Vilna y en otras partes de Lituania. Destacaría un rincón para los niños, donde hay varios juegos.

Ruta 2 recorre las estancias del palacio y sube a la Torre de Observación. Dan ganas de sentarse en la torre tranquilamente y leer con vistas. De hecho, es justo lo que hace mucha gente.

Ruta 3 se centra en la vida cotidiana, música y armamento. También incluye la Sala de Eventos del Palacio.

Y la ruta 4 está compuesta de exposiciones temporales.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania, Vilna.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania, Vilna.

Datos prácticos para visitar el Palacio de los Grandes Duques de Lituania.

Precio de la entrada: 12€, gratis con Vilnius City Card. También se puede comprar una ruta, cuestan entre 2€ y 7€. Si compras más de una ruta, se aplica un 50% de descuento a cada siguiente ruta. Si tuviera que elegir, cogería la 2. Es la más cara, pero también la más interesante, desde mi punto de vista. Por supuesto, también se puede alquilar audio-guía y contratar visitas guiadas.

En el link del Palacio tienes toda la info.

Saliendo del Palacio de los Grandes Duques de Lituania, Vilnius.

Saliendo del Palacio de los Grandes Duques de Lituania, Vilnius.


Iglesias y lugares de culto

Dicen que Vilna es la ciudad de las iglesias, porque hay muchísimas, de todos los estilos y religiones. Se podría escribir un post aparte dedicado a los lugares de culto de Vilnius, pero necesitarías mucho más tiempo que 2 ó 3 días para recorrerlos. Así que me centro en mis dos lugares religiosos favoritos: la Catedral y la iglesia gótica de Santa Ana.

Si te interesa el tema, te dejo el link a otras iglesias y cementerios de Vilna.

Vilna - la ciudad de las iglesias. Lituania, Repúblicas Bálticas.

Vilna – la ciudad de las iglesias.

La catedral de Vilna (la Catedral Basílica de San Stanislaus y San Ladislaus), catacumbas y Campanario

La catedral fue construida en el lugar de un antiguo templo pagano, en el centro de la ciudad, cerca del castillo defensivo y alberga la tumba del patrón de Vilna, San Casimir. La entrada a la catedral es gratuita. Pero si quieres visitar el Museo del Patrimonio de la Iglesia, habría que comprar la entrada (8€).

La Plaza de la Catedral y el Campanario en Navidades.

La Plaza de la Catedral y el Campanario en Navidades.

También se puede bajar a las criptas de la catedral (10€) en las que se encuentran las tumbas de los personajes más ilustres de la historia de Lituania, y también los frescos más antiguos de Lituania (ss. XIV – XV).

Además se puede subir al campanario de la Catedral (6€, gratis con Vilnius Card) que tiene unas vistas preciosas sobre la ciudad y, sobre todo, de la plaza principal. La subida se realiza por escaleras de todo tipo. Empieza más suave y termina en un tramo bastante estrecho y empinado; hasta me dio un poco de vértigo. En cada nivel hay información sobre diferentes campanas.

Subiendo al Campanario de la Catedral.

Subiendo al Campanario de la Catedral.

#Curiosidad: el Campanario está separado de la catedral. Es una característica muy típica de las catedrales e iglesias de Lituania.

Si eliges visitar las tres partes de la Catedral – el Museo, las criptas y el campanario – te costará 17€. El ticket es válido durante una semana. Visita la web de la Catedral de Vilna para conocer todos los detalles y planificar tu visita.

Iglesia gótica de Santa Anna

Algunos dicen que la iglesia gótica de Santa Anna es el edificio más bonito y emblemático de Vilna. Es un ejemplo maravilloso del gótico tardío que, sorprendentemente, llegó hasta nuestros días casi intacto. Está rodeada de muchas leyendas, una de las más famosas es de Napoleón que la quería llevar consigo a París en la palma de su mano.

Entrada gratuita.

"<yoastmark

"<yoastmark

Iglesia de San Casimiro

La iglesia de San Casimiro destaca por ser la primera y más antigua iglesia barroca de Vilnius (s. XVII). A lo largo de los siglos pasó por diferentes religiones, fue reformada varias veces y hoy en día es una de las más fotografiadas de la ciudad de Vilna.

"<yoastmark


Lugares de interés varios y miradores

Como te puedes imaginar, en Vilna hay una infinidad de lugares curiosos que son difíciles de clasificar, así que les dedicamos un apartado entero. Aquí están solo unos pocos.

Torre de Televisión

El mayor atractivo de la Torre de Televisión de Vilna es la sala giratoria con vistas 360º a 165 m de altura. La gran parte de la sala está ocupada con las mesas del restaurante, pero se puede acceder sin necesidad de consumir nada.

#OpiniónPersonal: Visitamos la Torre de Televisión cuando ya era de noche y, decir la verdad, no nos impresionaron las vistas; solo veíamos las luces. Además, las ventanas reflejan las luces interiores, lo que también dificulta ver las vistas. Pero, supongo que de día merece la pena.

La Torre de Televisión de Vilna es el edificio más alto del país y una de las torres de televisión más altas del mundo. Tiene 326,5 m y es la 8º más alta de Europa y la 26º más alta del mundo.

Además de ser una torre de televisión, un altísimo mirador y un restaurante, también alberga el Museo de la Lucha por la Libertad. La elección de su emplazamiento no es casual. La noche del 13 de enero del 1991, cuando los lituanos obtuvieron su independencia de la unión soviética, hubo intento de tomar la torre y así impedir de dar a conocer la noticia. Esa noche murieron 12 de los defensores que se impusieron a los asaltantes.

Torre de Televisión de Vilna. Lituania, Repúblicas Bálticas.

Torre de Televisión de Vilna.

Datos prácticos para visitar la Torre de Televisión

Nosotros fuimos en transporte público y tardamos unos 40 minutos desde el centro de Vilna. Perdimos 20 minutos más en encontrar la entrada de la torre.  De vuelta, unos 50 min.

Para subir a la torre, hay que dejar la ropa de abrigo y las mochilas abajo, en las taquillas y guardarropa. Y para utilizar el ascensor, hay que esperar a que un empleado te lo facilite.

Precio: 11-14€, gratis con Vilnius City Card.

Barrio de Užupis

El barrio de Užupis es, probablemente, el barrio más famoso de Vilna. Se trata de una zona artística, llena de talleres de artesanos, grafitis, cafeterías con encanto y rincones estéticamente preciosos.

1 de abril de 1997 se proclamó la independencia de Užupis, creando su constitución, himno y soltando al espíritu libre. Eso sí, en aquella época el 1 de abril se celebraba el día de los tontos-inocentes (como en España, el 28 de diciembre). ¿Hay alguna relación? No se sabe a ciencia cierta. Juzga tú mismo. Pero los artículos de la Constitución de Užupis son reales y los puede leer cualquiera tallados sobre las placas en la calle Paupio g. 3A.

Barrio de Užupis.

Barrio de Užupis.

La calle con la Constitución de Užupis, Vilnius. Lituania, Países Bálticos.

La calle con la Constitución de Užupis, Vilnius.

Calle Literaria (Literatų g.)

Se denominó esta calle como Literaria en honor a Adomas Mickevičius que vivió en ella. Según otra teoría, empezó a llamarse así a principios del s.XX cuando aquí funcionaban diversas imprentas y librerías. Sin embargo, se hizo popular más tarde, en el s. XXI, cuando un grupo de artistas empezó a colocar efigies de metal, madera y vidrio, placas y objetos relacionados con poetas y escritores.

Calle Literaria (Literatų g.), Vilnius.

Calle Literaria (Literatų g.), Vilnius.

Mercado de Vilna

El mercado de Vilna no es el más colorido que hemos visto, pero aquí se pueden comprar productos locales y souvenirs originales a buen precio. Y lo más valioso de este mercado es que la gente local compra aquí.

Mercado de Vilna.

Mercado de Vilna.


Vilnius City Card, ¿sí o no?

Vilnius City Card puede significar un buen ahorro, pero implicaría visitar más atracciones turísticos y menos, callejear. Antes de comprar la Vilnius City Card, mira qué está incluidos y qué te apetece visitar. Luego chequea el horario y asegúrate de que estén abiertos el día/días que pretendes ir. Cuidado con los lunes y martes, cuando muchos museos cierran. También ten en cuenta que algunas actividades incluidas con la tarjeta no están disponibles según que temporada. Por ejemplo, en invierno no hay paseos en barco.

Se puede comprar en el aeropuerto. A nosotros nos tocaron unos empleados muy majos y buenos conocedores de la ciudad. Nos atendieron con total cariño, explicaron qué podríamos ver con la tarjeta y qué transporte usar.

En la web se puede ver los precios de las Vilnius City Cards (24, 48 ó 72 horas) y, además, calcular si te sale rentable comprarla, dependiendo de los monumentos, lugares y museos que quieras visitar. A nosotros nos salió un ahorro de aprox. 10€ cada uno en una tarjeta de 24h. En este mismo link puedes ver la información práctica sobre cada atracción: horarios, precios, link a su web, etc.

Vilnius City Card, ¿sí o no?

Vilnius City Card, ¿sí o no?


Dónde comer en Vilna

Etno Dvaras

Se trata de una cadena de restaurantes. Nunca defrauda. Excelente decoración de interiores, el menú es de cocina lituana y países vecinos.

Comida rica y tradicional, servicio rápido y amable, precio moderado. Por una cena con primero, segundo y bebidas pagamos 21€ los dos. Si no sabes qué pedir, pide consejo al camarero. A mí personalmente (Kate) me encanta el té de espino amarillo y aquí lo hacen muy bien.

Hay varios restaurantes en Vilnius, busca en Google o en nuestro mapa arriba. Para mi es un lugar imprescindible si viajas a Lituania.

Gozando en Etno Dvaras con su cocina tradicional en Vilna (Vilnius), Lituania.

Gozando en Etno Dvaras con su cocina tradicional en Vilna (Vilnius), Lituania

Šnekutis

Aquí comimos en nuestro último día en Vilnius; fue una recomendación muy acertada del chico de la información turística del aeropuerto. La relación calidad-precio es muy buena: 13€ por 2 primeros (sopas pequeñas), 2 segundos y 2 cervezas. Todo estuvo muy rico, menos la cerveza.

Está marcado en nuestro mapa arriba.

Šnekutis en Vilna - un restaurante económico y con comida rica.

Šnekutis en Vilna – un restaurante económico y con comida rica.


Dónde dormir en Vilna

Vilnius Old Town accommodation

Un pequeño piso con 3 habitaciones dobles. Baño compartido. Cocina, lavadora, wifi. Económico (unos 30€) No está mal, pero no me quedaría aquí más tiempo de lo necesario; una noche está bien. Para mí, el ruido es un problema y aquí la insonorización es igual que en un piso, por suerte solo tendrás 2 vecinos. La ubicación es muy cómoda, muy céntrica.

Te dejo el enlace a Booking

En general en Vilnius hay muchos alojamientos con encanto para diferentes presupuestos. Te dejo el enlace a Booking a todos los alojamientos de Vilna.

Si quieres darte un capricho mira si está disponible Grand Duke Apartments NARUTIS hotel

Nuestro alojamiento en Vilna. Tiene encanto, ¿verdad? Vilnius, Lituania, Países Bálticos.

Nuestro alojamiento en Vilna. Tiene encanto, ¿verdad?


Cómo llegar del aeropuerto a Vilna

Es cómodo ir desde el aeropuerto de Vilna hasta la ciudad con transporte público. El precio del billete es 1€ y hay autobuses más o menos, cada media hora (según la época y la hora del día/noche). Se tarda unos 15 minutos al centro de Vilna.

Si decides ir en Uber, el trayecto al centro es de aprox. 5€.

Cómo ir del aeropuerto de Vilnius (Vilna) al centro de la ciudad.

Cómo ir del aeropuerto de Vilnius (Vilna) al centro de la ciudad.


Más sobre Lituania y Países Bálticos (más de 25 entradas) en nuestro blog.