café, Polonia, Cracovia, comer, viajar por libre, donde comer, restaurantes, bares

No hagáis lo que hice yo: no mezclar… ¿Veis este desastre en el plato? Todo mío…