Sigulda, mucho más que un pueblo bonito de Letonia. Países Bálticos en invierno.

Sigulda, mucho más que un pueblo bonito. Letonia

El encantador pueblo de Sigulda en invierno es un cuento de Navidad. Empieza en los castillos Nuevo y Viejo de Sigulda paseando por las sendas del parque. No tengas prisa, respira hondo e intenta atrapar el destello de los rayos del sol en la nieve. No va a ser fácil. ¿Jugamos?

Bienvenidos a Sigulda nevada.

Bienvenidos a Sigulda nevada.

Un poco de historia de Sigulda

Las tierras donde ahora está ubicada Sigulda ya estaban pobladas en 2.000 B.C. por las tribus latgalianas y livonias (tribus Fino-Húngaros de Liv). Pero la fecha de la fundación de la ciudad se considera 1207, cuando los Hermanos Livonios de la Espada levantaron aquí el castillo Siegwald (El Bosque de la Victoria) y así establecieron la frontera con los territorios y del arzobispo de Riga. En esta época de rivalidad se construyeron numerosos castillos en la zona, muchos de los cuales llegaron a nuestros días como ruinas.

Sigulda sobrevivió muchísimos conflictos armados, sobre todo entre los ss. XVI y XVII, para convertirse en un “resort” rústico a finales del s. XIX. El príncipe ruso Dimitri Kropotkin vendió sus tierras a los apoderados de Riga y desde entonces se ha convertido en el destino preferido por los habitantes de la capital letona para descansar y disfrutar de la tranquilidad de la vida rural, lejos del bullicio de las sofisticadas Riga o Yurmala.

#TipViajero: Sigulda está a tan solo 50 kms de Riga, así que se puede visitar incluso en la excursión de un día. Sin embargo, si quieres explorar Cesis, Valmiera y el resto del PN de Gauja, te recomendaría quedarte en la zona como mínimo 3 días.

Encantadoras casas históricas de Sigulda, Letonia.

Encantadoras casas históricas de Sigulda, Letonia.

Qué ver en Sigulda

La visita a Sigulda, en la región histórica letona de Vidzeme, bien merece un día entero, porque no es solo un pueblo letono con encanto, sino una extensa área con varios puntos de interés turístico. El recorrido se puede hacer tanto en coche como andando. Al lado de cada punto tienes un parking. Y las rutas de senderismo están bien marcadas. Además, si quieres saber todas las curiosidades de la zona, puedes descargar la audioguía. Más abajo encontrarás enlaces que te ayudarán a disfrutar de Sigulda y los alrededores al máximo.

Qué ver en Sigulda, Letonia, Países Bálticos en invierno.

Qué ver en Sigulda, Letonia, Países Bálticos en invierno.

Nuevo y Viejo castillos de Sigulda

El Castillo Viejo, o Medieval, de Sigulda – del s. XIII y reconstruido después de los daños recibidos en el s. XVIII durante la Gran Guerra del Norte – hoy es visitable (1€). Sin embargo, el Castillo Nuevo – hoy en día Ayuntamiento – no se puede ver por dentro, aunque se puede entrar a la finca y rodearlo andando. El Nuevo es una casa señorial neogótica del s. XIX – hogar del príncipe ruso Dimitri Kropotkin, el principal promotor de Sigulda como destino turístico.

Los dos castillos están al lado, unidos por un puente. Se puede dejar el coche en el gran parking delante de la entrada principal al recinto amurallado.

Castillo Viejo de Sigulda, Letonia, Países Bálticos.

Castillo Viejo de Sigulda, Letonia, Países Bálticos.

Reserva del castillo de Turaida

Uno de los castillos más importantes de la época de los Hermanos Livonios de la Espada es el Castillo de Turaida, uno de los muchos puntos de interés de la Reserva, a las afueras de la localidad de Sigulda. Reserva como mínimo 3-4 hrs para esta visita.

#Curiosidad: Turaida en livonio antiguo significa «jardín de dios».

En el centro de la reserva se encuentra el castillo de ladrillo rojo (1214) rodeado de otros edificios: iglesia, casas, granero, etc. Cada una de las construcciones alberga museos y exposiciones relacionadas con diferentes épocas históricas. Uno de nuestros museos favoritos es el que está en la Casa del Jardinero (Gardener’s House): La población de los Livones en la región de Gauja. La visita nos la hizo una mujer que parecía ser una de las descendientes del antiguo tribu; hablaba de los eventos de cientos de años de antigüedad como si los recordara ella misma, con total naturalidad y comentarios vivos. Decir la verdad, me enamoré de esta antigua y enigmática cultura cuyos defensores actuales están intentando recuperarla.

Visita a la exposición "La población de los Livones en la región de Gauja"

Visita a la exposición «La población de los Livones en la región de Gauja»

Además del castillo y la exposición sobre los Livones, otra visita obligada es la iglesia de madera del s. XVIII y la tumba de Maija Roze, la Rosa de Turaida, la belleza maldita que murió en la Cueva Gütmana de la mano de uno de sus pretendientes, o así cuenta la leyenda.

#TipViajero: enfrente de la Reserva del Castillo de Turaida hay un parking. En teoría, es de pago tanto en invierno como en verano, pero en diciembre no había nadie para cobrar. Para acceder a la Reserva, hay que pasar por las taquillas. Se hace la visita andando, aunque Google Maps te diga que se puede ir en coche.

Si tienes bastante tiempo, es muy agradable dar un paseo por el Jardín de la Colina de las Dainas, con esculturas dedicadas a los héroes letones mencionados en dainas, canciones populares letonas.

Para saber más sobre la Reserva del Castillo de Turaida y comprobar los horarios y precios, visita la web del sitio. En el apartado «Plan Your Visit» encontrarás los datos prácticos. En el invierno del 2019 la entrada costaba 3,50€.

#Curiosidad: Saliendo del castillo, nos encontramos con una señora vendiendo dulces. No sabéis lo contenta que se puso la mujer cuando la compra la hizo Denys, un hombre, y no yo, una mujer. Existe una creencia que si un año nuevo (1 de enero) el hombre es el primero en visitar tu casa o comprarte algo, el año será próspero y feliz.

Reserva del castillo de Turaida.

Reserva del castillo de Turaida.

Cueva Gütmana (Gutmanis)

Desde que en esta cueva, según la leyenda, Rosa de Turaida – una joven de belleza inigualable – prefirió morir en vez de traicionar a su novio, los enamorados van dejando inscripciones-manifiestos de sus relaciones. Ahora las paredes de la cueva más amplia de los Países Bálticos rebosan de grafitis. Dicen que algunos datan del s. XVI y uno podría pertenecer a la mismísima Rosa de Turaida y su amor verdadero – el jardinero Víctor.

Según otra de las creencias, el agua del manantial que sale de la cueva Gütmana tiene el poder mágico de eliminar las arrugas. No sé si es verdad o simplemente porque estaba helada en invierno, pero con nosotros sí que funcionó.

#TipViajero: Enfrente del parque donde se ubica la cueva Gütmana hay un parking de pago cuyos precios nos parecieron un poco excesivos: 2,5€/hora en temporada baja (invierno) y teniendo en cuenta que se tardan 20 min. en ver la cueva. Al lado había un kiosko cerrado en invierno y se podía dejar allí el coche gratis sin molestar a nadie.

La cueva está en un parque muy bonito, por si quieres darte un paseo. Además, por aquí pasan varias rutas de senderismo del Parque Natural de Gauja. Si tienes tiempo, parecen unos itinerarios preciosos.

Además de la cueva Gutmanis, en los alrededores de Sigulda encontrarás muchas más, accesibles a través de rutas de senderismo: Cueva Viktors, la de Pedro, Cuevas del Pequeños Diablo y del Gran Diablo, etc. Por cierto, las paredes de esta última están negras. Dicen que sucedió por el aliento de un demonio que se escondió allí de la luz solar.

Cueva Gütmana, Sigulda, Letonia.

Cueva Gütmana, Sigulda, Letonia.

Teleférico sobre el valle del río Guaja

La historia de la aparición de un teleférico que une Sigulda y Krimulda es muy romántica. Un día, cuando el puente sobre el río Gauja aún no estaba restaurado después de la Guerra, Aivars Janelsītis, un local de Sigulda, estaba sentado en su orilla en la parte de Sigulda soñando con convertirse en pájaro para poder sobrevolar el río y llegar a Krimulda, donde trabajaba el amor de su vida, Genoveva. Años después, el mismo Aivars supo de los teleféricos en la ciudad georgiana de Chiatura (Imeretia) que llevaban a los trabajadores de las minas desde la ciudad. Le inspiró tanto la idea que consiguió que los ingenieros georgianos vinieran a Letonia y les ayudaron a construir un teleférico similar sobre el río Gauja. Hoy en día las ciudades de Sigulda y Chiatura son ciudades hermanadas.

El precio de solo ida es de 8€, ida y vuelta – 12€/adulto. En invierno suele tener el siguiente horario: de 10.00 a 17.00. Si quieres consultar los precios y horarios actuales, visita la web de Tourism Sigulda.

Un paseo nevado por Krimulda.

Un paseo nevado por Krimulda.

Ruinas del castillo Medieval de Krimulda y el pueblo de Krimulda

El teleférico desde Sigulda llega muy cerca de las ruinas del castillo medieval de Krimulda, escondido entre árboles. Otra manera de llegar hasta aquí es en coche o andando. Se puede dejar el coche en el parking del teleférico. Desde aquí se puede caminar hasta el pueblo de Krimulda donde está la mansión de Krimulda, en actualidad, una clínica de rehabilitación. Tanto el pueblo como la mansión tienen su encanto, sobre todo, en invierno, cubiertos de nieve.

Krimulda parece un pueblo muy auténtico donde aún vive gente local en casas tradicionales, al lado de las murallas antiguas, llevando a cabo tareas típicas de un pueblo. La carretera de acceso no es la más cómoda, pero sí pintoresca.

El parking es fácil de encontrar y gratuito. Eso sí: hay señales en el pueblo que piden no circular por Krimulda si no eres de allí. Hazles caso, las calles no son del todo transitables, estarás mucho más cómodo andando.

Mansión de Krimulda.

Mansión de Krimulda.

Actividades en los alrededores de Sigulda

Senderismo

Se puede visitar los castillos Nuevo y Viejo de Sigulda, la reserva de castillo de Turaida y la cueva Gutmana en una ruta de senderismo de aprox. 10 kms. Aquí puedes ver el recorrido oficial. Por cierto, no hay pérdida, porque es, probablemente, la ruta más popular entre los visitantes y los locales de Sigulda. En el Centro de Información sobre el PN de Gauja (en Sigulda o al lado de la Cueva Gutmans) puedes consultar otras rutas de senderismo en el Parque Nacional de Gauja, y también muchas otras actividades de turismo activo y aventura.

Para encontrar más cosas que ver y hacer en Sigulda, dirígete a la web de Turismo de Sigulda.

Puntos de interés en Sigulda: mapa de Sigulda.

En el siguiente link encontrarás mucha información útil sobre Sigulda, incluidos planos de excursiones de senderismo y audioguía de Sigulda y alrededores.

Sigulda está rodeada de naturaleza - una zona preciosa para pasear.

Sigulda está rodeada de naturaleza – una zona preciosa para pasear.

Dónde alojarse en Sigulda

Llegamos a nuestro alojamiento un día de primavera, pero nos despertamos en Invernalia. Amaneció todo blanco. Mi primer pensamiento fue: ¿Y cómo vamos a salir de aquí? Pero un segundo más tarde: Da igual. ¡Mira qué precioso!

#TipViajero: Ya te adelanto que en Países Bálticos los coches en el período invernal se alquilan con ruedas de invierno. Agarran bastante bien en las carreteras nevadas.

Esta noche nos alojamos en el Hotel Melturi, a pocos kilómetros de Cesis. Elegimos este hotel por su precio económico, pero al final la habitación con baño compartido no nos gustó, y pagamos un suplemento por una habitación con baño privado,  y no resulta tan económico.

Así que mi recomendación es reservar algún alojamiento en Sigulda, el pueblo tiene mucho encanto. Enlace con todos los hoteles en Sigulda.  Otra opción es, si vienes desde Estonia, alojarse en Cesis, otro pueblo con encanto que se merece una visita. Está a 30 min. en coche. Enlace a todos los hoteles en Cesis.

Hotel Melturi.

Hotel Melturi.


Más sobre Países Bálticos: categoría Países Bálticos.

Más sobre Letonia: categoría Letonia.