Cucurrumachos de Navalosa Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Cucurrumachos de Navalosa Mascaradas Abulenses

Lo que más sorprende de los cucurrumachos de Navalosa es la riqueza del detalle. Hay que observar con mucha atención el cucurrumacho: puede que lleve más de 20 cencerros en la espalda, una calavera enorme en la cintura o un conejo con cepo en el pie… Todo son detalles, elaborados con mucho amor y dedicación.

¿Cuántos cencerros hay en la cintura de este cucurrumacho? Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

¿Cuántos cencerros hay en la cintura de este cucurrumacho?

¿Qué es la mascarada abulense de cucurrumachos de Navalosa?

Se cree que el origen de este carnaval de invierno se remonta a la época celta, y su variante vettona, que son los que habitaban estas tierras. Aunque durante la dictadura franquista esta fiesta estaba prohibida, los lugareños se disfrazaban igual y se juntaban en los lugares secretos para celebrarla. Se recuperó la tradición en los años ochenta.

Sin embargo, no se conoce el significado inicial de este carnaval que empezó con el personaje del cucurrumacho. Los Quintos fueron añadidos y bien mezclados con la mascarada posteriormente.

Hay dos versiones sobre quién es el Cucurrumacho. Según la primera, es el “mal” que sale a las calles produciendo caos y asustando a los niños y mayores. Según la otra, es el que espanta a los males.

El “bien” hoy en día está representado por los Quintos, para los que este ritual significa el paso de la juventud a la edad adulta. Pero ya lo sabéis: los Quintos aparecieron mucho más tarde que los cucurrumachos. Entonces, ¿quién representaba el “mal” y el “bien” al principio del todo?

También se dice que la Vaquilla representa la ganadería y los Cucurrumachos, la agricultura.

Cucurrumachos de Navalosa Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Cucurrumachos de Navalosa

Quién es quién

Los Cucurrumachos son los que van vestidos con monos de rallas, pieles y máscaras cubiertas de crines de animales. Muchas de sus ornamentaciones aterradoras incluyen partes de huesos, cráneos y en algunos casos, animales enteros.

Los Quintos son los guapos de la fiesta. Van con traje, sombrero con escarapela hechas por sus madres, novias, tías o hermanas. Junto a los cucurrumachos son los protagonistas de los carnavales.

Desde hace años también participan las Quintas, vestidas con traje de serrana. Suelen acompañar a los Quintos. Sin embargo, los años que no hay Quintos en el pueblo, todas las labores propias de los Quintos recaen sobre los hombros de las chicas.

La Vaquilla es uno de los quintos. Si hay más de uno, se echa a suertes. Es el responsable de recoger el dinero y llevar las cuentas de la fiesta. El domingo del carnaval se mata y resucita en la plaza del pueblo.

Madres de los quintos. También van vestidas con trajes de gala y forman el círculo alrededor de sus hijos en torno al chopo el día del carnaval. Además, se ocupan de la cocina.

Los Quintos de Navalosa con la Vaquilla al lado del Chopo Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Los Quintos de Navalosa con la Vaquilla al lado del Chopo

El ritual

Un mes antes los Quintos empiezan a preparar la fiesta. Lo primero que tienen que hacer es buscar a alguien que les preste su casa para las reuniones de preparativos y para la fiesta final. Una vez encontrada la casa, hay que abastecerla de leña, limpiar, decorar.

Sábado tarde-noche y Domingo mañana

El sábado de Carnaval los Quintos tienen que colocar el Chopo en la plaza, delante del ayuntamiento. Primero, bajan al río Alberche, lo eligen – tiene que ser alto y recto – lo cortan, lo suben al pueblo y lo plantan allí en medio en modo manual. Todos los vecinos salen a celebrarlo: hacen hogueras en medio, beben cerveza y tinto de verano, y, ya que están allí, ayudan a levantar el chopo.

Cuando nosotros por un momento cuestionamos su seguridad, un paisano nos contestó: “Toda la vida se pone así y nunca ha pasado nada. Confiad.”

¿La misión del chopo? Sirve para que los Quintos demuestren su fuerza y madurez. Después de la fiesta durante toda la noche, de madrugada – nadie nunca sabe la hora exacta del suceso – intentan subir hasta arriba del todo. Además, el Domingo del Carnaval toda la ceremonia trascurre alrededor del chopo.

Plantando el chopo Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Plantando el chopo

Otro rito que tienen que cumplir los Quintos es el Domingo por la mañana. Ya vestidos de guapos, pasean por el pueblo y piden comida. Van por las calles con cestas grandes y burros. Suelen tener mucho éxito, por cierto.

Domingo tarde

Sobre las 16.00 del Domingo Gordo los cucurrumachos empiezan a disfrazarse. La mayoría se junta en dos garajes en el centro de Navalosa y se ayudan entre ellos con los trajes. El primero en ponerse el cinturón con cencerros automáticamente se hace el responsable de causar un ruido aterrador y así animar a los demás a vestirse más rápido y con más ganas. En cuanto estén casi todos, se monta un baile de guerra: saltando sin parar acompañados de un estruendo terrible.

Cucurrumachos vistiéndose Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Cucurrumachos vistiéndose

El abuelo ayudando a su cucurrumacho-nieta Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

El abuelo ayudando a su cucurrumacho-nieta

Empieza el desfile por las calles de Navalosa hasta llegar a la plaza del ayuntamiento. Aquí se forman círculos en torno al chopo. Primer círculo es creado por los Quintos, el segundo, por sus madres y otras mujeres que van girando en la dirección opuesta del primer círculo. El hecho de que el segundo círculo – el protector – esté formado por las mujeres revela el vínculo de las mascaradas con la época vettona, una sociedad matriarcal. El último círculo se compone por los cucurrumachos, que saltan alrededor haciendo sonar sus cencerros y arrojando paja y papel.

Un cucurrumacho arrojando papel sobre los espectadores Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Un cucurrumacho arrojando papel sobre los espectadores

Los círculos girando alrededor del Chopo Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Los círculos girando alrededor del Chopo

El alcalde desde el balcón del ayuntamiento anuncia quiénes son los Quintos de este año y cuenta sus méritos. Después, se enumera toda la comida que los Quintos recopilaron por la mañana. Además, se avisa a la Vaquilla de su final. Con un tiro al aire desde el mismo balcón muere la Vaquilla al lado del chopo. Pero con un par de vueltas más y el sonido milagroso de los cencerros la Vaquilla resucita y se da por finalizada la ceremonia. Los cucurrumachos levantan sus máscaras y se dan a conocer.

Al final todos los asistentes se invitan al chocolate caliente con bollos y pueden disfrutar de la música tradicional y bailes.

Cucurrumachos aterradores Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Cucurrumachos aterradores

Bailes tradicionales después de la ceremonia oficial Cucurrumachos de Navalosa, Ávila Mascaradas Abulenses en Gredos Carnavales

Bailes tradicionales después de la ceremonia oficial

¿Quién organiza la mascarada de cucurrumachos?

Asociación de Vecinos y Amigos de Navalosa

 

Si queréis saber más sobre las #MascaradasAbulenses, os invitamos a leer los posts dedicados en exclusiva a los Harramachos y Machurreros. También, tenéis el de Mascaradas Abulenses. Información práctica, por si queréis saber dónde, cuándo y cómo presenciarlas. Por cierto, este año aún las podéis ver; leed el post para saber más.