Explicación: Se paga según entras y el conductor reanuda la marcha sin esperar a que todo el mundo se siente. Si entras en marshrutka con el dinero en la mano, pagarás más rápido y llegarás seguro al asiento 😉