Los restos del poblado en la Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Fortaleza de la Mota, la estrella fronteriza de la ruta de los Castillos y Batallas

Antes de contaros nada, hay que recordar un dato muy importante: no es un castillo, es la Fortaleza de la Mota. Y hay dos razones muy importantes para que os acordéis de este detalle. Primero, castillo se denomina una vivienda de ciertas características; y fortaleza es una ciudad fortificada, un núcleo amurallado, que, aparte del castillo – vivienda del gobernador – tenía iglesia(s), casas, edificios comunes etc. y daba protección a la población en tiempos del peligro. Y segunda razón para recordarlo es que si metéis en el GPS Castillo de la Mota, acabaréis en Valladolid

Los restos del poblado en la Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Los restos del poblado en la Fortaleza de la Mota

La iglesia, reformada y grandiosa, Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

La iglesia, reformada y grandiosa, Fortaleza de la Mota

La vida en la frontera

La fortaleza de la Mota es probablemente una de las ciudades fortificadas que no se benefició de la conquista cristiana de Granada en 1492, es más, el nivel de vida se deterioró bastante al moverse la frontera entre los reinos cristianos y el Nazarí y establecerse la paz. ¿Cómo es posible? Para entender este fenómeno hay que conocer en profundidad las peculiaridades de la vida en la frontera.

Aquí, en la frontera entre los mundos cristiano y musulmán, la vida era dura, ya que la amenaza de la guerra era inminente y omnipresente. Nunca se sabía si la mañana iba a ser como todos los días o se despertarían con los truenos de la trompeta como el llamamiento para la movilización militar. Por otro lado, las tierras de la frontera eran tierras ricas, porque es aquí donde se producían intercambios de prisioneros, negociaciones de paz y el contrabando.  Además, tenían ciertos privilegios en los impuestos y además, se le castigaba muy poco a la población, en la vista de su sacrificio y constante incertidumbre en el que vivían su día a día. Con el establecimiento de la paz, todas estas prerrogativas desaparecieron… y no es de sorprender, que con el paso del tiempo, la fortaleza fue abandonada y la gente se trasladó a la zona baja.

Desde la Fortaleza de la Mota vigilando los alrededores Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Desde la Fortaleza de la Mota vigilando los alrededores

La reconquista

Pero antes de establecerse la paz y producirse el abandono, hubo reconquista: en 1340 Alfonso XI de Castilla conquista la fortaleza por definitivo.  ¿Cómo lo hace? Con la ayuda de un cabrero musulmán. El único problema de la fortaleza era el agua, no tenían ríos, sólo tres aljibes. Así que, para conquistarla, había que cortar el agua. Pero no era tan fácil. Los aljibes estaban camuflados con torres y túneles subterráneos, por lo que no se veía dónde entraba la gente con los recipientes de agua para llenarlos. Las tropas cristianas llevaban meses en asedio, pero la ciudad fortificada, acostumbrada a los tiempos de guerra y confiando en sus murallas, parecía que no tenía ni miedo ni se preocupaba por el ejército. Entonces, había que buscar una solución, y es cuando encontraron a un cabrero musulmán a quien convencieron enseñarles dónde estaba el aljibe. Y lo hizo.

Empezaron los trabajos de excavación para llegar a él sin que los habitantes de la ciudad amurallada se dieran cuenta. No sabemos los detalles de la construcción del túnel, ni el tiempo que emplearon en construirlo ni porque los musulmanes no se dieron cuenta de las excavaciones. Lo único que sabemos es el resultado: los cristianos llegan hasta el aljibe, lo envenenan con cuerpo de un animal muerto y dentro de nada la ciudad se rindió.

Alcalá la Real desde la Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Alcalá la Real desde la Fortaleza de la Mota

#Curiosidad: Si queréis recorrer el túnel hasta llegar al aljibe, podéis contratar la excursión por la Ciudad Oculta (sábados, domingos y festivos, preguntar en las taquillas).

Cuenta la leyenda…

Sin embargo, aparte de las historias de supervivencia, victoria y derrota, la fortaleza también vivió historias de amor todopoderoso que unía a los musulmanes y cristianos.

Cuenta la leyenda

…que durante los últimos días del asedio una Mora se escapaba todas las noches de la fortaleza hasta la fuente a por el agua para su madre enferma. En una de las ocasiones… como no… se topó con un capitán cristiano, y él, como es de suponer, no pudo matarla, y es más, hasta se enamoró de la bella Mora. Desde entonces, las escapadas de la Preciosidad musulmana no sólo se debían al amor a su madre, sino también al amor al guapo capitán enemigo.

Pero no podía ser todo tan bonito y fácil en los tiempos que corrían… alguien le chivó al padre de la Mora que su hija salía de la fortaleza cada noche para… encontrarse con un cristiano. Claro está, el padre se puso furioso y siguió a la hija una de esas noches oscuras, acompañado de su espada. Y en cuanto los vio juntos…

Los túneles de la Ciudad Oculta Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Los túneles de la Ciudad Oculta

…aquí la leyenda se bifurca en varios variantes, para todos los gustos.

Uno dice que mató al capitán y encerró a su hija en una torre, donde pasó el resto de su vida llorando y lamentando su amor asesinado.

Según otra, cuando el padre iba a matar al capitán, la hija se puso entre ellos y se sacrificó; el pobre padre se volvió loco.

Y otro variante cuenta que la Mora desarmó a su padre y lo mató; vivían felices hasta morir el mismo día con su capitán cristiano.

También es verdad que el guía cuenta un final u otro según el grupo que lleve: para los jóvenes triunfa el amor y para los abuelos y padres, el padre es el que manda… 😉

Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Alcalá la Real

Después de las guerras

La otra vida de los túneles, al alejarse la frontera del reino Nazarí, después de la conquista de Granada, está dedicada a la vida pacífica: se convierten en cuevas-casas, almacenes y bodegas. Y tantas bodegas se construyeron que surgió el dicho “Alcaíno – borracho y fino”. Con más de 18 bodegas sobre una superficie de aprox. 8GA…  Y no es de sorprender, ya que entre los ss. XIV y XIX el paisaje estaba dominado por los viñedos, hasta que llegó la plaga de filoxera… y se cambiaron los viñedos por el mar de olivos…

Las bodegas antiguas de la fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Las bodegas antiguas de la fortaleza de la Mota

El mar de olivos Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

El mar de olivos

A parte de la Ciudad Oculta, se puede visitar otra joya del recinto – la iglesia de Sta. María la Mayor, donde hoy en día se muestra un audiovisual muy entretenido sobre la vida en la frontera y el destino de la iglesia, un tanto caótico y triste, que acabó en el abandono y desuso, al igual que toda la ciudad fortificada.

¡Cuántas historias entre las ruinas! Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

¡Cuántas historias entre las ruinas! Fortaleza de la Mota

La iglesia, reformada y grandiosa, Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

La iglesia, reformada y grandiosa, Fortaleza de la Mota

Información práctica

Horario: del 15de octubre al 31 de marzo de L a D de 10.00 a 17.30, sábados, hasta las 18.00

Del 1 de abril al 14 de octubre d L a D de 10.30 a 19.30

Precio:

Cómo llegar:

Contacto: 953102717 / [email protected]

La Fortaleza de la Mota desde Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

La Fortaleza de la Mota desde Alcalá la Real

Dónde comer

Hay un lugar en Alcalá la Real donde se come genial. Y además de comer muy bien, el ambiente también es ¡de 10! Lo que atrajo mi atención especialmente fueron los centros de mesa hechos de las ramas de olivos y la decoración “transparente” inspirada en los colores olivares: amarillo y verde de tonos claros, blanco y luminosidad.

IMG_20160507_144435

Se llama Rincon de Pepe, y el mismo se encuentra en el restaurante.  Dispone de 2 locales contiguos. nosotros comimos en el anexo ya que eramos un grupo numeroso. La decoración es muy cuidada y no faltan detalles.

Realizan las catas de Cerveza artesanal Tierra de Frontera, o podéis pedir un tercio, para probar esta deliciosa cerveza artesanal. También Forman parte de la Experiencia Oleoturistica, que consiste en la cata de diferentes aceites. Podéis informase en la oficina de turismo o en el mismo establecimiento.

IMG_20160507_151125

Realmente sorprende la calidad de comida y la presentación, teniendo en cuenta que nos encontramos en un pueblo pequeño. 100% Recomendable.

Según los locales, es el mejor sitio para comer en Alcala la real (en lo que a alta cocina se refiere).
Habéis estado allí? Contadme en comentarios que os pareció.

#Recomendación: pasad por el baño (si estais en el anexo) , seguramente, os va a gustar.

Qué ver en los alrededores

El pueblo Alcalá la Real se merece una tarde como mínimo. Pasear por el centro histórico en búsqueda de “…el que hace el 5º en la casa de Gabildo”, ¿para qué? Para entender el dicho “Eres más feo que el que hace el 5º en la casa de Gabildo”, y si, es muy feo. Después de haberlo encontrado, perderos por las calles de trazado medieval y disfrutad del momento.

Paseando por Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Paseando por Alcalá la Real

Buscar el Quinto, el Feo, Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Buscar el Quinto, el Feo
Alcalá la Real

La bodega artesanal Lagar de los Vinos lleva en la ciudad ya 100 años, con sus actuales propietarios estando al mando durante aprox. 40 años. Se hacía vino en la zona desde el s. XVI, cuando el Rey Católico permitió comercializarlo en Granada – lo que fue un privilegio muy importante – y dicen que poco ha cambiado desde entonces en su elaboración. Siguen utilizando las mismas herramientas – la prensa, la molidora, las tinajas de barro – todo lo que parece una exposición de antiguas herramientas, se usa cuando producen vino. Una de las peculiaridades del vino es que no se añade el azúcar; como la uva que se usa es tan dulce – Jaén negro y blanco – no hace falta añadir azucares artificiales. Este vino hay que gastarlo pronto – sin abrir la botella puede llevar aprox. 3 años, pero una vez abierto, hay que consumirlo en 10 días.

En la bodega Lagar de los vinos, Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

En la bodega Lagar de los vinos, Alcalá la Real

La bodega el Lagar de los Vinos, Alcalá la Real Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Las tinajas… llenas
La bodega el Lagar de los Vinos, Alcalá la Real

#TipViajero: Degustad el vino, que se llama “El Vino del Terreno”, y si os gusta, llevárselo a casa, cuesta 4€/2L.

Este viaje forma parte de la experiencia #ViveCastillosYBatallas gracias a la Diputación de Jaén, empresa CláritasTurismo y blogger Adictos a los Viajes.

Tormenta se acerca a la Fortaleza de la Mota Ruta de los castillos y batallas, Jaén, Andalucía

Tormenta se acerca a la Fortaleza de la Mota

Más sobre Jaén y experiencia #ViveCastillosYBatallas:

El Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa

El Castillo almohade de Baños de la Encina

Más Sobre Andalucía:

Dónde y cómo esquiar en Sierra Nevada

Ruta de fin de semana Granada – Sierra Nevada

El Rocío, el Oeste Lejano de España

Parque de Doñana: consejos prácticos