Más paz que guerra....Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Aprende sobre la Guerra Civil de una manera entretenida: ruta Frente del Agua

Hoy os vamos a proponer una manera divertida y placentera de aprender. Para todos los vagos – como nosotros – que no os gusta empollar memorizando fechas importantes de la historia, acontecimientos y sucesos de manera automática, os invitamos a hacer dos rutas de la Guerra Civil Española, y, de paso, aprender – o mejor dicho, entender – los momentos clave. Además, podréis ver “in situ” donde vivían, qué comían y cómo luchaban los guerreros de los dos bandos, cuál fue la forma de pago por los servicios, las diferencias en la arquitectura militar

¿Sabíais que el día del soldado no era caótico, que tenían “clases”, “prácticas” y tiempo libro, todo según el horario establecido?

¿Cómo se hacía el reclutamiento y cuáles eran las medidas para evitar deserciones; en qué lado eran más duras?

¿Cuál fue el rol de las mujeres en la Guerra?

¿Empezamos? Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

¿Empezamos?

Poneros cómodos, que os vamos a contarlo todo lo que aprendimos a lo largo de la ruta Frente del Agua y en la siguiente entrada, en la ruta De Gandullas a Piñuécar.

Frente del Agua

Nada más empezar la ruta, encontramos varios trofeos en forma de… botas de montaña. No estaban muy viejas ni usadas, sólo nos quedará teorizar sobre el motivo que le llevó al dueño a la decisión de tirarlas: ¿no le gustó el color? ¿le hicieron mucho daño durante la ruta? ¿las apostó y perdió?..

El primer trofeo: Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

El primer trofeo: la bota…

La bota solitaria Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

La bota solitaria…

En el momento que pasas la verja, los recuerdos de la Guerra te asaltan: el terreno boscoso dolido con trincheras, reliquias oxidadas,  y la primera posición: Loma Quemada 1, un observatorio de los Republicanos. Servía para vigilar el pueblo Paredes de Buitrago y la carretera del embalse de Puentes Viejas, uno de los dos embalses que abastecía Madrid de agua. El otro, El Villar, también se encuentra en las proximidades, lo que explica la gran importancia estratégica de esta zona; desde el inicio de la guerra y prácticamente hasta el final, la Linea del Frente no sufrió cambios.

La primera verja Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

La primera verja

¿Qué habrá encontrado Denys? Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

¿Qué habrá encontrado Denys?

Trincheras Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Trincheras…

trincheras Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

…y más trincheras

El primer observatorio Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

El primer observatorio

Fijaos en la construcción de los nidos de ametralladoras: utilizaban cualquier material que tenían a mano para reforzar las paredes. Los que tenéis interés especial en municiones, no os perdáis La Posición Loma Quemada 4, donde un cartel explica los tipos de munición que se encontró en la zona.

TipViajero: La posiciones están señaladas, pero alguna es un poco difícil de encontrar; en uno de los intentos… vimos un jabalí… si, al mediodía, cruzando la senda tranquilamente… ¿También estaría haciendo la ruta del Frente del Agua? 🙂

Loma Quemada 1 Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Posición: Loma Quemada 1

Loma Quemada 5 es la última posición y la más cercana a la Linea del Frente, donde veréis cómo se organizaba el frente de los republicanos – en forma de la “espina de pez”, con trincheras en zig-zag, y justo al otro lado de la Línea, a unos 500 m, esta el frente del ejercito franquista: en ramificaciones radiales. La forma de los búnkers también es distinta; los del ejercito de Franco me parecieron más abiertos y peligrosos, pero, por lo visto, eran más funcionales.

Búnker franquista, más abierto  Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Búnker franquista, más abierto

Búnker republicano  Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Búnker republicano

Al cruzar la Línea del Frente, encontramos construcciones de uso civil – si algo puede tener este uso en tiempos de Guerra – varios refugios subterráneos donde la tropa hacía su vida cuando no combatía. Según el horario, se levantaban a las 7.30, tenían clases teóricas y prácticas, tiempo para aseo y charlas, comidas, y se acostaban a las 20.00.

Restos del refugio subterráneo Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Restos del refugio subterráneo

Las comidas eran bastante básicas, pero ricas en calorías: arroz, alubias, garbanzos, café, chocolate, algo de carne. Como contaba un mando del ejercito republicano:

“Un rancho a tiempo, caliente y abundante, agua, vino fresco y coñac por la noche tenían mucha más importancia para los combatientes y causaba en su moral un efecto mayor que diez órdenes militares y veinte discursos”.

Los soldados veteranos sabían que tanto la escasez de alimento, como su abundancia, con productos no habituales, eran temidos… porque indicaban una ofensiva inminente…

Mando central Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Mando central

búnker camuflado Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

búnker camuflado

Uno de los puntos del día más importantes era el “Reconocimiento“. ¿Y qué sucedía cuando alguien no aparecía? En ambos bandos se practicaban duras medidas para evitar deserciones, desde penas de varios años en cárcel, y hasta ejecución en el frente y represalias contra sus familias.

Por otro lado, la paga también era uno de los métodos para animar la participación más activa: los soldados republicanos recibían 10 pesetas diarias (una de las pagas más altas de la época) y en el ejercito nacional se pagaba 3 pesetas diarias, de las cuales se descontaban 2,50 en concepto de alojamiento, comida y munición. A cambio, sus familias en retaguardia recibían hasta 5 pesetas diarias por soldado.

Vistas desde un búnker Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Vistas desde un búnker

Búnker vigilando la senda de la  Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Búnker vigilando la senda de la ruta “Frente del Agua”

En los primeros mese de la Guerra, una minoría de mujeres estaba preparada para la lucha, pero un decreto del gobierno republicano prohibió su participación directa en los combates. En la retaguardia las mujeres realizaban labores sociales, asistencia sanitaria, ayuda a los refugiados, o trabajos en fábricas. También se dedicaban a la obtención de fondos mediante “suscripciones patrióticas”. En fin, se encontraron con la carga de asegurar la supervivencia de la población civil.

La última parte de la ruta es un poco liosa para orientarse – creo, que no conseguimos llegar a todos los búnkers – y no lleva tanta carga de información como la primera, lo que permite reflexionar sobre lo aprendido, imaginar el paisaje sin tantos árboles – para mejor visibilidad – y pensar en el horror de la guerra y en la suerte de tener paz.

Mezcla de paisaje: guerra y paz Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Mezcla de paisaje: guerra y paz

Más paz que guerra....Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Más paz que guerra….

Paz.... Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Paz….

A lo largo del camino – entrando en búnkers, escondiéndose en trincheras, leyendo, imaginando, hasta sintiendo miedo en algún momento – no pude dejar de pensar en Ucrania, mi país, y todo lo que está sucediendo allí ahora mismo… A cabo de los años ¿habrá una ruta temática por Debalzevo explicando las maniobras? ¿Carteles explicativos de la vida cotidiana por aquel entonces? ¿Cepillos de dientes como muestra arqueológica…?

Estoy confusa…

Momento reflexión Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Momento reflexión

Datos prácticos:

Ubicación: Paredes de Buitrago. Al lado de la iglesia hay un cartel con el plano de la ruta. Aquí empieza y termina.

Parking: en el pueblo o en carretera, donde veáis un cartel con la ruta  y un hueco para dejar el coche.

Parking alternativo Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Parking alternativo

La ruta cruzando la carretera Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

La ruta cruzando la carretera

Características de la ruta: 14 kms (5 hrs, con paradas para hacer fotos y leer todos los carteles). Desnivel acumulado: aprox. 300 m. Dificultad: fácil/media; apta para niños (vimos varias familias y los niños ¡disfrutando a tope!). Agua: en Paredes de Buitrago. Mitad de la ruta, en sombra, mitad, al descubierto.

Plano/Track: nuestro track

Plano de la ruta Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

Plano de la ruta

¡Nos vemos! Ruta: La Guerra Civil en Madrid, Frente del Agua. Paredes de Buitrago.

¡Nos vemos!