El parque ornitológico de Arrocampo, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Ser pájaro en Monfragüe es un lujo

Si yo fuera un pájaro, viviría en Monfragüe.

La mayor parte del parque nacional, donde viven y crían las aves, está restringida al público. Sin embargo, hay miradores por las únicas carreteras (EX 389 y EX 208) que atraviesan el parque y es donde se pueden avistar. Las carreteras siguen el curso del río y los nidos están en la otra orilla: las aves saben que el ser humano no va a cruzar el río, así que no tienen miedo y llevan su vida normal sin prestar atención a los curiosos con prismáticos, lo que permite presenciar momentos únicos.

Dos buitres leonados secándose las alas, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Dos buitres leonados secándose las alas

Joyas ornitológicas de Monfragüe

Tres joyas del parque son águila imperial (12 parejas, ¡la mayor concentración del mundo!), buitre negro (320 parejas) y cigüeña negra (30 parejas). En noviembre no pudimos ver la cigüeña, porque está de vacaciones por África, pero si que disfrutamos de la compañía de las otras dos joyas.

Las cigüeñas negras construyen su nido una vez y vuelven a él cada año en marzo. El problema es que el buitre empieza a criar antes y le gustan mucho esos nidos y siempre intenta ocuparlos, así que los empleados del parque tienen que “vigilar” la propiedad de cigüeñas y ponerles rejas hasta que vuelvan los “dueños”.

Curioso: En el mirador “Salto del Gitano” hay un “suit” de la cigüeña negra: un nido en una cueva con vistas al río Tajo; allí no llueve ni entra viento ni hace demasiado calor en verano – es el nido más deseado 😉

Un buitre pensando en su vida, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Un buitre pensando en su vida

Las vistas desde el nido-suit :), Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Las vistas desde el nido-suit 🙂

En el parque hay tres tipos de buitres: leonado, negro y alimoche y lo curioso es que nunca se pelean por la comida, porque prefieren partes diferentes de la carroña: el alimoche es el más pequeño y rápido, llega primero y accede a su comida por los orificios. Como su pico no tiene suficiente fuerza para abrir el animal, espera a que lleguen otros buitres y lo hagan.

Los buitres pueden ver un conejo muerto a 5 kms y a otro buitre, a 10 kms, y se desplazan hasta 80 kms por la comida. Pesan entre 6 y 8 kgs y son capaces de ingerir 2 kgs en una comida, que son 30% de su peso. Es como si una persona de 60 kgs tragara 20 kgs durante la cena… 😉 No me extraña que estos pájaros pueden aguantar 10 – 15 días sin alimento…

Curioso: por cierto, ¿os fijasteis en que el buitre negro tiene plumas alrededor del cuello y el leonado, no? Está relacionado con el tipo de alimentación que llevan: como el negro come el animal por fuera, no se mancha y puede llevar “adorno” y el leonado, al meter la cabeza dentro, se mancharía, así que por razones de higiene y estética no lleva plumas alrededor del cuello.

Buitres En el vuelo, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

En el vuelo

Una reunión de buitres leonados en el Salto del Gitano, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Una reunión de buitres leonados en el Salto del Gitano

Los buitres leonados y negros también se diferencian en carácter y hábitos: el primero es más social, le gusta vivir en grupos en la roca; el otro es solitario y construye sus nidos en copas de los árboles. Sin embargo, no tienen ningún problema en pasar algún tiempo juntos.

Curioso: ¿Sabías que al buitre le cuesta mucho despegar? Por eso vive en lo alto y para emprender el vuelo “se tira” desde la roca o el árbol para coger la corriente templadda. Y si no hay precipicios, tendrá que dar pequeños saltitos hasta pillarla.

Parque Ornitológico de Arrocampo

Una de las opciones más sencillas y seguras de avistar diferentes tipos de aves es visitar el Parque Ornitológico de Arrocampo (Saucedilla). ¡Qué no se os olviden los prismáticos! y la llave de los observatorios la podéis coger en el punto de información (de 9.00 a 13.00, que será ampliado próximamente), junto con el plano de las rutas.

El observatorio del parque ornitológico de Arrocampo, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

El observatorio del parque ornitológico de Arrocampo

Este parque lo llaman la “Capilla Sixtina de Ornitología“, ya que se pueden encontrar muchas especies en un territorio muy pequeño; la peculiaridad del parque es el lago, dedicado exclusivamente a la refrigeración de la Central Nuclear, que tiene aguas templadas, lo que atrae las moscas, lo que a su vez atrae los pájaros, muchos pájaros.  Nosotros en una ruta de 2 horas vimos ¡43 especies diferentes! Además, observamos un espectáculo muy curioso y poco frecuente: de repente las grullas rompieron su característica formación en “V” emitiendo sonidos de alarma. Jesús, nuestro guía, enfocó el telescopio por encima de las grullas y vimos… un águila real. A cabo de unos minutos las grullas comenzaron a reorganizarse para continuar su migración…

Curioso: ¿Sabéis porque las grullas van en la forma de “V”? Para disminuir la presión del aire; el primero se enfrenta a la presión más fuerte y el último lo tiene más fácil. Cuando se cansa el primero, se desplaza atrás y el siguiente toma el mando…

Un ave alzándose al vuelo en el parque ornitológico de Arrocampo, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Un ave alzándose al vuelo en el parque ornitológico de Arrocampo

El parque ornitológico de Arrocampo, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

El parque ornitológico de Arrocampo

Las grullas reorganizándose en la "V"  después del ataque de una águila, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Las grullas reorganizándose en la “V” después del ataque de una águila

Cuando es mejor época para ver aves

Sin duda, el mejor momento es primavera, y es cuando el parque se llena de turistas especializados en aves. Se puede ir tanto por libre visitando miradores o el parque ornitológico de Arrocampo, como contratar un guía que hará una visita según vuestro nivel ornitológico: existen rutas para principiantes, de nivel intermedio, avanzado o personalizadas, si os interesa algún ave en concreto para fotografiarla y tacharla de vuestra lista 🙂

Hay muchas empresas que se dedican al avistamiento de aves; nosotros conocimos tres: Monfragüe Natural, Iberian Nature y Monfragüe Vivo.

Puesta del sol en el Salto del Gitano, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Puesta del sol en el Salto del Gitano

Esta experiencia forma parte del blogtrip #MasQueMonfrague organizado por la Diputación Provincial de Cáceres e Insertus.

Más sobre Monfragüe:

La dehesa – el tesoro de Monfragüe

HT #MasQueMonfrague en las redes social