La dehesa, el tesoro de Monfragüe

El parque nacional de Monfragüe, uno de los más importantes a nivel europeo en el número y variedad de la biodiversidad, está rodeado por la reserva de la biosfera de Monfragüe que se puede considerar su “cinturón de seguridad” y la “despensa” de los animales que viven y crían en el parque, pero vienen a por la comida a la reserva.

El 60% de la reserva de la biosfera son las dehesas, principalmente de encina y alcornoque. La dehesa de Extremadura es un ecosistema creado por ser humano para sus necesidades: pastar ganado, sembrar, aprovechar el alcornoque etc. Desde hace cientos de años se asentaba en la zona de bosques mediterráneos cerrados y se intentaba sobrevivir en este clima tan severo: veranos secos y calurosos e inviernos duros y lluviosos. Uno de los grandes aliados en la supervivencia eran las dehesasbosques mediterráneos aclarados y adaptados a las necesidades agrícolas.

La dehesa desde el castillo de Monfragüe, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Las dehesas desde el castillo de Monfragüe

Principalmente tiene estos usos: ganadero, agrícola, la producción del corcho y la caza, pero hoy en día también es un elemento muy importante en la supervivencia de la fauna del parque nacional de Monfragüe. Sin embargo, la dehesa da para más actividades, como por ejemplo, producción de miel, polen, cera, lana, leña o carbón vegetal, pesca, recolecta de setas, hierbas aromáticas, etc.

Curioso: La dehesa es una creación humana que no estropee el entorno, sino que lo aprovecha; si dejásemos una dehesa sin trabajar durante unos cuantos años, volvería al bosque mediterráneo cerrado.

Uso agrícola de la dehesa

Después de la aclaración del bosque mediterráneo, los parches abiertos se utilizan para cultivar mayoritariamente los cereales; los escasos árboles los protegen del sol abrasador del verano y al mismo tiempo previenen la tierra de los desprendimientos y formaciones de grietas.

Lluvia en la dehesa, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Lluvia en la dehesa

Las dehesas en las fincas de Extremadura, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Las dehesas en las fincas de Extremadura

Hoy en día este uso de la dehesa es secundario, después del ganadero. A parte del cereal, se cultivan otras especies para el alimentar los animales y proporcionar un hábitad adecuado a las perdices para la práctica de caza. También se cultivan frutales y especies leñosas.

Uso ganadero de la dehesa

Las dehesas están pensadas para vaca, cerdo, cabra y oveja – cada uno de ellos se comporta de una manera diferente, por lo que aprovecha la dehesa de una forma distinta: el cerdo busca bellota y raíces para convertirlos en grasa animal, la cabra pasta en los escarpados barrancos, la vaca llega hasta las ramas de los árboles y la oveja aprovecha arbustos y hierba.

Curioso: ¿Sabías que el cerdo ibérico recorre entre 12 y 20 kms al día en búsqueda de la bellota que más le gusta? así consigue la proporción correcta entre la carne y la grasa, lo que hace de él una delicia tan especial.

Un aprovechamiento ideal de una dehesa es tenerla dividida en cuartos e ir rotando los animales de una zona a otra, y de vez en cuanto dejando descansar los pastos.

Cerdo ibérico - la estrella de las dehesas extremeñas, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Cerdo ibérico – la estrella de las dehesas extremeñas

Vacas, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Vacas

Ovejas en la dehesa, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Ovejas en la dehesa

Curioso: Cada vez se hace más complicado conseguirlo, ya que a los empresarios no les sale rentable dejar de explotar las tierras, por lo que las dehesas se van envejeciendo… Además, hay exceso de vaca y cerdo (lo que más cotiza) y falta de cabra y oveja (lo que no sale rentable),  que también provoca el desequilibrio de la dehesa.

Producción de corcho en la dehesa

Extremadura y Portugal, junto con Andalucía y Cataluña, son las productoras más importantes del corcho; hasta hace poco casi todos los pueblos en los alrededores tenían una fábrica de corcho. Parece un producto cotidiano y que no cuesta nada, pero detrás de un pequeño tapón que acabáis de sacar de la botella del vino, hay por lo menos 9 años de historia…

Se dice que el que planta un alcornoque invierte en futuro: tarda unos 70 años antes de que empiece a rentabilizarse.

Alcornoques, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Alcornoques

Producción de corcho en las dehesas, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Producción de corcho en las dehesas

Curioso: ¿Y para qué producir tanto corcho, para qué se puede utilizar, a parte de hacer tapones de vino? Antiguamente se utilizaba como aislante en construcción, también se hacían cuencos, rodilleras etc. Los tuppers también eran de corcho. Además, ¿sabías que el corcho es ignífugo? Se pueden quemarse las hojas del árbol pero al año siguiente volverá a brotar, así que se dice por allí que los ingenieros espaciales están pensando utilizarlo en la confección de trajes espaciales ignífugos…

El corcho se recolecta a finales de verano, cuando la sabia corre por la corteza y se separa la capa del corcho. Hay que liberarlo con muchísimo cuidado, ya que si se llega a las células vivas puede entrar infección y el árbol muere. Y si muere el árbol, mueren todos los años de espera.

Dehesa de la reserva de la biosfera como “despensa” del parque nacional de Monfragüe

El parque nacional de Monfragüe tiene 18.396 hectáreas y la reserva de la biosfera, 116.160 hectáreas, el territorio 6 veces mayor que el parque, lo que permite a los animales que residen dentro del espacio protegido venir a la reserva a por el alimento. Los buitres, por ejemplo, aprovechan los restos de animales muertos, al mismo tiempo ayudando a sanear la dehesa. Los ciervos vienen a comer la hierba sabrosa en los pastos de las fincas. Los jabalíes disfrutan de la bellota y raíces que hay de sobra en las dehesas. De este modo se vive en paz y armonía entre el hombre y la naturaleza.

De visita a la dehesa , Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

De visita a la dehesa

Un ciervo descansando en la dehesa, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Un ciervo descansando en la dehesa

¿Cómo conocer la Dehesa en Monfragüe?

En el Centro de InterpretaciónPórtico de Monfragüe“, en Toril, podéis recibir toda la información sobre la dehesa. Además, aquí podéis reservar varias excursiones relacionadas con el parque nacional y la reserva de la biosfera, incluida la curiosa visita al descorchamiento de los alcornoques en verano.

Podéis ver como se da el uso ganadero a una dehesa en Ganatur, una finca dedicada a la explotación ganadera; tienen cerdos ibéricos puros (D.O.), ovejas, y cabras que se pueden ver y recibir información tanto del entorno como de los cuidados de los animales.

También podéis contratar una excursión por las dehesas con Monfrague Natural, que a parte de explicar su significado, os llevará a dos fincas privadas para ver un ejemplo claro de los usos de dehesas hoy en día.

Un cerdo ibérico descansando en la dehesa, Parque Nacional de Monfragüe y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Extremadura

Hasta la próxima, nos vemos por las dehesas extremeñas…
Por cierto, ¿veis un cerdo descansando? 😉

Esta experiencia forma parte del blogtrip #MasQueMonfrague organizado por la Diputación Provincial de Cáceres e Insertus.

Más info:

HT #masquemonfrague en las redes sociales