Como afrontar un trekking. Consejos para principiantes.

Qué conste que no somos grandes profesionales de grandes trekkings, pero los hacemos y disfrutamos, aunque muchas veces tenemos dudas de diferentes tipos, desde no-estoy-segura-si-vamos-a-poder-porque-no-estoy-bien-preparada y hasta donde-ir-al-bañome-dan-miedo-los-animales… desde las preguntas prácticas que debe hacerse todos y cada uno que quiera hacer un trekking de varios días y hasta pajas mentales y preocupaciones por desconocimiento que son totalmente prescindibles, pero aparecen sin querer y amargan la vida. En esta entrada quiero intentar ayudar afrontar algunas de las preocupaciones más comunes que no tienen nada que ver con consejos profesionales, tipo cuánto peso y qué equipo llevar, qué mapas utilizar, cómo orientarse – todo esto se puede encontrar en páginas profesionales; sino quiero hablar de lo que poco se dice, pero que son las dudas que tenemos cuando empezamos a salir por la montaña.

Para inspiraros a seguir leyendo ;) Paisajes bellos de Kungsleden, Suecia

Para inspiraros a seguir leyendo 😉 Paisajes bellos de Kungsleden, Suecia

Preocupación física. No estoy en forma. No voy a poder.

Primer paso, para minimizar esta preocupación es prepararse: unos meses antes de realizar el trekking, salir por la montaña, con mochila llena, subir a la altura que se va a afrontar en el trekking, ir a correr, hacer bici – en general, entrenarse.

Segundo paso, planificar bien: ver cuántos días vais a necesitar, que peso vais a tener que llevar (según el equipo y la comida necesarios) y que facilidades hay por el camino: refugios, abastecimientos de comida, transporte, escapes etc.

Tercer paso, planificar bien y darse un par de días de margen, por si acaso, para no tener que correr y estar preocupados que no vais a llegar a la meta en el tiempo establecido. Saber que no hay que correr, que no hay prisa, ayuda psicologicamente y da fuerzas.

Suecia, Kungsleden, senderismo, trekkings, rutas, afrontar, tips, consejos

Entrenar, entrenar, entrenar… y tener unos días de margen, para no agobiarse 😉

Preocupación por los animales. Seguro que en un medio salvaje hay animales salvajes ¿cómo actuar si vemos uno de ellos?

Según todo lo leído en el Internet, consultado a los senderistas y lo experimentado en trekkings, los animales huyen de las personas, no les hace ninguna gracia toparse con nosotros. Tienen el olfato muy bien desarrollado y por norma general desaparecen mucho antes de que nos demos cuenta de su presencia. La mayoría de los senderistas de Suecia, por ejemplo, nunca vieron un oso. Y sólo descubrimos uno que conocía a un amigo, el hermano del cuál si que lo vio…

A veces, si el viento nos viene en la cara, podemos sorprender los animales que están delante, ya que no les llega nuestro olor. Si queréis estar seguros que no vais a ver ninguno, hacer ruido: hablar alto, dar palmadas, llevar cascabeles 😉

Una de mis preguntas que les hacía morir de risa a los locales de Suecia: “¿Y los animales salvajes no pisan la tienda por la noche? Porque si yo fuera un reno salvaje, estaría muy curiosa por investigar qué es… y seguro que pisaría la tienda para descubrir qué es esto…” Después de una larga carcajada, todos me decían que no, animales no hacen esto 🙂

Y si por alguna casualidad algún animal se deja ver, es que está acostumbrado estar con la gente o es por algún error, y huirá enseguida.

Con los animales hay que tener cuidado y respetarlos, al fin y al cabo, están en su casa... y somos nosotros los que venimos de visita

Con los animales hay que tener cuidado y respetarlos, al fin y al cabo, están en su casa… y somos nosotros los que venimos de visita

Preocupación nocturna: me da miedo estar por la noche en la montaña.

Este problema tiene tres soluciones:

1) Salir a hacer la ruta muy temprano por la mañana. Por alguna extraña razón, la oscuridad mañanera, si sales a las 4.00 de la madrugada, por ejemplo, no es la misma que por la noche; no preocupa tanto ni da miedo.

2) Hacer trekkings en verano en países nórdicos, donde no hay noche y no hay que preocuparse por la oscuridad.

3) Hacer rutas por la noche para combatir el miedo.

Suecia, Kungsleden, senderismo, trekkings, rutas, afrontar, tips, consejos

… e intenta poner la tienda en algún rincón bonito, así el miedo a la oscuridad se combatirá de manera más bella 😉

Preocupación higiénica. ¿Dónde ducharse, dónde ir al baño, cómo lavar los cacharros sin Fairy etc.?

Aunque parezca que no, pero higiene en la montaña es muy importante. Yo, personalmente, si me siento limpia, descanso mejor, tengo más fuerzas y estoy de buen humor. Por cierto, no necesito ni baño ni ducha para esto.

Ducha

Si estamos en verano, cualquier río o lago nos puede servir de ducha. Pero ¡ojo! no se puede utilizar nada químico en el medio natural para que no se pierda el balance. Para evitar tener que lavar el cabello, por ejemplo, antes del trekking NO utilizo ningún tipo de acondicionador ni mascarillas de pelo, para mantenerlo lo más seco posible y así evitar que se ponga grasoso pronto. Además, mi peinado estrella para este tipo de viajes son dos trenzas, que mantiene el pelo limpio durante más tiempo.

Para higiene íntima, lo mejor son las servilletas íntimas (las de Mercadona me salvaron más de un apuro). Las mismas sirven para el cuerpo entero, si no hay ninguna fuente de agua natural en cercanía o es demasiado fría.

Los pies me gusta mantenerlos limpios y que no pasen calor, así que no me pierdo la oportunidad de meterlos con frecuencia en cualquier río por el camino: funciona para un objetivo doble – se limpian y hay menos posibilidad de que se meta cualquier objeto ajeno y haga daño, y se enfrían, lo que disminuye la amenaza de agujetas y ampollas.

En Suecia, este problema no existe: si no estáis en Sarek, por todas los demás rutas hay refugios, muchos de los cuales tienen saunas, que valen tanto para relajarse y prevenir agujetas como para lavarse con agua caliente, champú, jabón etc.

Mi ducha favorita estando de trekking: un río, lago, mar...

Mi ducha favorita estando de trekking: un río, lago, mar, fuentes termales…

Ir al baño…

…algunos de mis amigos tienen un problema muy serio: no pueden ir al baño en un sitio desconocido o donde no haya water… y sufren durante varios días… hasta reventar… ¿Qué hacer? Este problema es totalmente psicológico. Lo único que se puede hacer es dedicarle tiempo y paciencia: encontrar un rincón más o menos escondido e intentar relajarse… pensar en positivo…

Algunas normas para ir al baño: no utilizar papel higiénico… (broma). Escoger un sitio lejos de los caminos y del agua (como mínimo 100 metros); al ser posible, escarbar un agujero e intentar apuntar bien; cubrirlo, junto con el papel higiénico utilizado con una piedra y/o tierra. Cuidado con mosquitos y garrapatas – no meter el culo en vegetación y llevar un repelente anti-mosquitos.

Lavar los platos

Como no es recomendable utilizar elementos químicos en un ambiente natural, se puede limpiar los platos en el río/lago o parecido, frotándolos con arena o pequeñas piedrecitas. De este mismo modo, chicas, podéis haceros una sesión de peeling natural 😉

Suecia, Kungsleden, senderismo, trekkings, rutas, afrontar, tips, consejos

Después de cada comida… hay que lavar los platos 😉

Preocupación por perderse. Estaremos lejos de la civilización, y si pasa algo que no pueda solucionar ¿Qué hago?

Teniendo en cuenta que el norte de Suecia es uno de los rincones más salvajes que quedan en Europa y haber visto cómo está montado todo… hay muy pocas posibilidades de perderse en las montañas de Europa. No hablo de otros destinos porque aún no hemos hecho senderismo por Asia ni por América. Tampoco hablo de expediciones profesionales de alta montaña, las que requieren mucha más profesionalidad. Estoy hablando de destinos accesibles, para los aficionados.

La verdad es que pasar todo el día sin encontrarse con otros senderistas… es muy complicado, por no decir imposible. La mayoría de la gente que va a la montaña son majos y conscientes de que hay que ayudarse entre sí, así que no dudarán en prestaros ayuda. Además, en muchos países existen registros de montañeros: en Andorra, por ejemplo, puedes dejar tus datos y detalles de la ruta en una oficina de información turística; en Suecia, puedes dejar tu nombre y la fecha en los registros que hay en los refugios, tanto guardados como no. Y por último, siguen valiendo las señales de socorro con humo, fuego o lo que encontréis si no funciona el móvil. Por cierto, en la mayoría de las mochilas viene cómo utilizar estas señales.

Intentando controlar dónde estamos :)

Intentando controlar dónde estamos 🙂

No doy por concluida esta entrada; seguro que con el tiempo tendré más cosas que revelar y si tenéis alguna duda o consejo, bienvenidos sean.

Más entradas sobre montaña:

Almanzor, Gredos, España

Teide, Tenerife, España

Kungsleden, Laponia Sueca, Suecia