La zona de Ribadavia. Ourense, Galicia. De Leiro a Tui

Seguimos por la zona de Ribadavia, Ourense, para conocer sus joyas escondidas por las carreteras secundarias. En la entrada anterior hablamos de los pueblos de Boborás y Pazos de Arenteiro, y las iglesias rurales de Lebosente, Serantes y Lamas. Acabamos la entrada con la senda a Pena Corneira, donde casi nos perdimos por culpa de Denys que siempre intenta atajar 🙂

Este post irá de una iglesia barroca y la casa del párroco ;), un monasterio-parador, un momento de lujo en las termas y una noche especial en el albergue de los peregrinos… Seguimos en el mismo día, el segundo de nuestro #RumboNorteJuntos por #Galicia…

Iglesia barroca de Berán (Leiro)

Es una experiencia totalmente distinta de las demás iglesias del período románico, castros prehistóricos y pueblos medievales. Es una iglesia barroca que está en el pueblo del mismo nombre. ¿Merece el esfuerzo y el tiempo? Si os gusta arquitectura barroca o simplemente apetece variar lo románico, podría ser interesante; a Denys le gustó mucho ;)))

Iglesia barroca de Berán

Denys tomando su tiempo para echar la siesta

Si pasáis por aquí, fijaos en la casa del cura: desde el recinto de la iglesia parece un simple paredón que guarda un mínimo espacio dentro, pero si os alejáis un poco y fijáis en todo los que hay detrás de esta pared triste…

Iglesia barroca de Berán

Iglesia y la casa del cura, la del techo rojo

Iglesia barroca de Berán

Iglesia barroca de Berán

Monasterio de San Clodio

Tenía mis prejuicios ante visitar el monasterio cisteriense, que hoy en día es un parador¿Qué te van a dejar ver en un hotel? Lo visitamos porque nos pillaba por el camino y, al contrario de mis presentimientos, me encantó: la verdad es que te dejan pasear por todo el sitio, menos las habitaciones.

Es un monasterio de origen incierto, construido en el s. XII que pasó a disposición de los monjes benedictinos y fue convertido, por ellos, en un núcleo agrícola muy importante de su época. Es curioso, pero precisamente desde esta sede se introdujo la vid en la zona. Y si tenéis tiempo,  que no se os olvide buscar la cruz de Caravaca o “Divina Reliquia” en la fachada, que era venerada por los locales por liberar las vides del granizo.

Monasterio de San Clodio

Monasterio de San Clodio

Después de dar la vuelta al Monasterio y contemplar su rica puerta principal, entramos al parador; hay que decir que los empleados nunca nos dijeron nada con mala cara, al revés, siempre nos saludaban amablemente e invitaban pasar para ver todas las estancias: 2 claustros, el jardín, los viñedos… y justo antes de abandonar el jardín interior, me dio por seguir una senda que parecía no llevar a ningún lado… y es cuando descubrí la parte trasera de la iglesia; los elementos que más me gustan de la arquitectura románica por su riqueza y asimetría.

Monasterio de San Clodio

Monasterio de San Clodio. Vistas desde los viñedos

Monasterio San Clodio

Monasterio San Clodio, vistas de la parte de atrás

Termas de Prexigueiro

Fue un pequeño lujo que nos permitimos este día 😉 Costaba 5,50€/hora y media/persona y pensamos que gastar 11€/día en caprichos tampoco es tanto… Llevábamos dos días intensos de caminatas y descubrimientos y decidimos mimarnos 😉

Las termas al estilo japonés de Prexigueiro son unas de las termas termales que hay por la zona; están en Prexigueiro, a pocos kilómetros de Ribadavia. En temporada están abiertas hasta las 24.00, pero no hace falta reservar. Hay que llevar chanclas, toalla y bañador – obligatorios.

El encanto más grande de estas termas es que están en medio de un bosque de pinos rodeadas de montañas… Se puede ver un atardecer de colores pastel desde sus piscinas de entre 36º y 40º, relajando los muslos y la mente… paz… tranquilidad… sombras de mis sueños o fantasías cogiendo formas en los picos que se ven a través de los últimos rayos de sol, entre los pinos esbeltos del monte fugaz….

Termas Prexigueiro

Termas Prexigueiro. Foto de la web de las termas, ya que no está permitido hacer fotos dentro

Termas Prexigueiro

Termas Prexigueiro.
Foto de la web de las termas, ya que no está permitido hacer fotos dentro

Todo el romanticismo e imaginación que queráis… sólo una cosa: no miréis mucho las instalaciones, porque el decór “japonés”  se convertirá en piedras mal pegadas, con el pegamento por fuera, las fuentes de madera revelarán un tuvo de plástico que va por dentro, y agua un poco turbia en la piscina 3, que parece que se aprovecha de las piscinas 1 y 2…

En total hay 6 piscinas, de diferentes temperaturas y con instrucciones de como introducirse y para que sirve cada una de ellas. Además, hay zonas con agua fría y una sauna templada. Parking gratis. Web: www.termasprexigueiro.com

Noche: Albergue “El Camino” de Tui

Cuando llegamos, no había nadie de personal… nos explicó como entrar y cobró la estancia reservada por Booking  la empleada del bar que está al lado. Nos dio las buenas noches y avisó que iba a cerrar la puerta a las 24.00 aprox., en cuanto cerraban el bar. ¿Cómo? ¿Nos van a encerrar dentro? Qué rollo, ¿no?

Un pequeño malentendido fue en que reservamos una habitación de 4 y nos intentaron meter en una de 6 tíos roncando… pero la ausencia del personal tiene tanto desventajas como ventajas: cotilleamos un poco el albergue, encontramos 3 habitaciones ¡vacías! y nos instalamos en una de 4 camas.

Albergue de peregrinos El Camino, Tui

Las vistas desde Albergue de peregrinos El Camino, Tui

Albergue de peregrinos El Camino, Tui

A 20 metros del centro de Tui. Albergue de peregrinos El Camino.

Por la mañana nos levantamos a las 8.00… y solo quedaba un huésped de los 10 que había por la noche – si que los peregrinos madrugan, y se van sin molestar a los demás. Nos levantamos, preparamos el desayuno en la cocina y dejamos el albergue cerrando la puerta sin la posibilidad de volver, ya que el bar aún seguía cerrado y no había llegado el personal del albergue…

Detalles del alojamiento:

Lo reservamos a través de Booking, 10€/persona/noche. Hay habitaciones de 4 ó de 6 camas. Servicios: cocina, ducha, baños. Los peregrinos con los que nos encontramos nosotros eran muy respetuosos, pero igual recomendaría llevar tapones para oídos. Situación: en pleno centro de Tui, además, hay señales por toda la ciudad hacia el albergue. No creo que tenga una web, por lo menos no la encuentro; pero aparece muy bien en la búsqueda de Google en Booking 😉

Buenas noches. Por la mañana nos espera visita a Tui y… una sorpresa muy rica 😉

 Más entradas sobre Galicia:

Ruta por Ribeira Sacra, Monasterio de Santa Cristina

Tesoros de la A52, en las proximidades de Ourense

Descubriendo la zona de Ribadavia. Parte I

La reseña del Pazo de Arenteiro

Más sobre Galicia:
Me ayudo muchísimo preparar nuestra visita a Galicia la web de Galicia Maxica.