Eze, un pueblo de montaña en Provenza. Francia

Una carretera estrecha que te lleva hasta el parking y de allí hay que subir andando para llegar al pueblo de Eze, ya que está restringido al tráfico. Con las calles tan estrechas y empinadas que tiene, cortadas cada vez con escalones y paredes, sería imposible meter coches sin destruir la identidad medieval que posee este pueblo de Provenza, Francia.

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Eze – testigo medieval

Es un village perché, un pueblo de montaña, construido durante la Edad Media en la cima de la montaña para defenderse de los enemigos. Desde sus 430 m sobre el nivel del mar se podía vigilar toda la zona llana y la costa. Dentro de sus murallas se esconde un laberinto de callejuelas, escaleras, puertas pequeñas, entradas estrechas, arcos y pasajes abovedados – que no sólo funcionan como adornos y descubrimientos que impresionan al turista, sino también como estrategias defensivas. Los accesos complejos servían para despistar. Las entradas laterales disimuladas y pequeñas muchas veces llevaban a otras puertas intramuros donde el enemigo se perdía. Las puertas estrechas eran más fáciles de guardar. Pasajes abovedados servían como trampas.

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Calles estrechas de Eze

El castillo siempre se elevaba en el mejor punto para vigilar el entorno y dar refugio en tiempos de necesidad. El castillo de Eze fue atacado y acabó derruido… Las murallas de piedra rodeaban la aldea y muchas veces las casas se adosaban a ellas… para ahorrar en una pared 😉 El centro vital de la aldea siempre fue una iglesia, la campana de la cual avisaba cuando se avecinaba un ataque. Y siempre hubo por lo menos una fuente en cada village perché. 

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Iglesia y pasadizos de Eze

Como podéis ver un pueblo de montaña es un pueblo autosuficiente, compacto, funcional y capaz de defenderse. Así lo vimos nosotros, cientos de años después de que fue fundado. Aunque hoy en día tiene muchas tiendecitas de souvenirs, artesanía, puestos de comida al aire libre, aún posee el encanto el laberinto de callejuelas con pasajes inesperados y cuando las calles están desiertas, parece que en cualquier momento detrás de la curva saldrá una campesina con sus prendas desgastadas llevando leña para calentar la casa…

Tomando un glütwein en uno de los puestos callejeros (experiencia muy aconsejable una tarde fría en Navidades), hablamos con un señor local majo y nos contó que hoy en día casi no vive nadie en el pueblo, todos los “locales” llegan en períodos de fiestas para satisfacer las necesidades del turista y ganar algo.

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Glütwein

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Fin de día: cansados pero tan cómodos y contentos en este bar al aire libre

Las casitas están reformadas, pero la mayoría son alojamiento para turistas y otras tantas – restaurantes o tiendas… Si, el pueblo se está siendo rehabilitado, pero la gente no está volviendo para quedarse a vivir aquí…

Eze, pueblo de montaña, Provenza, Francia, rural, Costa Azul, alpes maritimos, la riviera, navidad, escapadas

Eze iluminado en las noches de Navidades

¿Es el destino de todos los “asentamientos”: tarde o temprano se dejan y ni artificialmente se puede forzar seguir viviendo allí?

Más entradas sobre Francia:

Villefranche

Niza

Viaje Royal