Quiero exótica. Me Voy a… Bielorrusia…

Bielorussia es la última dictadura de Europa que aún sigue viva y floreciendo… Es la Unión Soviética en estado puro… Allí se puede ver como era la URSS y como vivía la gente en aquellos tiempos míticos… El país que no ha desarrollado mucho en los últimos años…

Es un cliché. Es como ve Bielarussia la gente que no ha estado allí en los últimos 10 años…

Hay muchas cosas que  han sobrevivido el paso del tiempo y aún parece que estás en la URSS, pero ya está McDonald´s en Minsk, Zara y Bershka, minibuses no-oficiales y la mentalidad de la gente se está cambiando, y es lo más importante, porque es lo que diferenciaba a los ciudadanos de la URSS: manera de pensar diferente

Hay cosas que han sobrevivido el paso de tiempo pero hay que saber buscarlas y entenderlas.

Por ejemplo, el hecho de que se puede comer prácticamente en cualquier sitio, sea un puesto ambulante de comida rápida o estación de trenes, sin tener miedo a las consecuencia (en Ucrania hay que tener cuidado con dónde y qué comes!!!). Es gracias al estándar de la URSS que se llamaba “Gost (гост стандарт)” y que garantizaba la calidad de todo lo producido en la URSS, este estándar es todavía vigente en Bielorrusia.

En los supermercados aún se puede comprar comida típica de los tiempos de URSS de buena calidad, como, por ejemplo quesos, requesones, un sinfín de variedades de pescado, pescado salado, seco… Incluso encontramos el jugo de abedul. Puede ir con sabores diferentes, pero el más típico es el jugo blanco de sabor… a abedul. Helado “20 kopeek (céntimos), 20 копеек” y eskimo “28 kopeek (céntimos), 28 копеек” son todo un mito! Son helados blancos en vaso de wafle o sobre un palito sin aromas ni sabores artificiales. No sé cuántos me comí mientras estuvimos en Bielorussia 😉

Las calles y transporte público son muy limpios. Sin comentarios.

Las abuelas que trabajan en museos de guías/guardias son las típicas ancianas de inteligencia que lo saben todo, quieren estar al tanto del todo, y lo más importante – quieren educarte en todo momento: por donde hay que entrar, que hay que ver, como hay que visitar la exposición etc… Si habéis visto alguna película de los tiempos de URSS, prestad atención a las conserjes de guardarropa en teatros, son iguales. Mi consejo: no coger excursiones, las abuelas os acompañarán igual y os contarán lo más interesante y resolverán todas las dudas (si habláis ruso)…

En todos los lugares públicos, al igual que en la URSS, hay carteles que guían/dan consejo/prescriben como debe comportarse un buen ciudadano en cada situación: no dejar basura en autobuses, cuidar asientos y ventanas, no cruzar en sitios inadecuados, cuidar el bosque, porque Castores también necesitan casa…

El transporte público más barato es el tren. Los trenes son muy limpios, los billetes se compran exclusivamente en las taquillas de la estación. Son muy leeeeentos! No ha cambiado nada desde 1991 😉

El 80% de autobuses van por la mañana, desde las 6.00 y hasta las 15.00 aprox.. A partir de allí, es bastante complicado moverse entre las ciudades… ¿Para qué? Los mercados ya se han cerrado… Y para los que vuelven a casa del trabajo, va algún bus sobre las 18.00 – 19.00.

Casi no existe turismo, de allí el alojamiento es muy caro. Con la excepción de las “habitaciones de descanso” (комнаты отдыха) en las estaciones de trenes, que son para los viajeros de tránsito que tienen que pasar noche en la ciudad porque tienen billete para el días siguiente.

Aún existen “stolovki (comedores), столовая, столовка”: son establecimientos baratos de comida rica, básica, típica local. NO son de uso turístico, lo que no significa que no podéis comer allí. Son para trabajadores que no tienen tiempo ir a comer a casa, por lo que su horario es limitado para servir este propósito: sólo están abiertas entre semana a la hora de comer, desde las 12.00 hasta las 16.00 aprox. Los fines de semana y cenas se come en casa.

Entrar en ZUM (цум), que son tipo centros comerciales donde podéis encontrar de todo: desde comida y hasta calcetines… Ya no son 100% lo que eran unos 20 años atrás, pero aún se puede notar aire soviético en la manera de distribuir departamentos/tiendas y sobre todo en la conducta de las vendedoras: te miran como si te hicieran un favor atendiéndote y nada de la frase universal: El cliente siempre tiene razón! Son ellas, las dueñas de este pequeño mundo de su mercancía, y los clientes son unos intrusos que tienen que aguantar…

Todo lo contado arriba es muy típico de la URSS, pero repito: hay que saber dónde y qué buscar. Cada vez quedan menos cosas auténticas y aparecen señales del progreso y globalización: marcas internacionales, grandes superficies comerciales, hamburguesas, más relaciones comerciales y menos altruismo… Cada vez más se notan estos cambios, sobre todo en la mentalidad de la gente, en su manera de pensar y como perciben su país…

La gente no son ingenuos, saben perfectamente que la URSS ya no existe, que se han producido muchos cambios en el mundo y que algún día llegarán a Bielorussia, ya que es imposible que se quede tan apartado de las tendencias universales… Son conscientes de que habrá que pensar en su propio futuro y no sólo esperar que el estado te lo organizará y proporcionará todo, tal y como era la intención de la URSS

En teoría sólo se puede llegar de un sitio a otro en transporte publico desde estaciones oficiales, pero si hay más demanda que oferta oficial, buscad minibuses non-oficiales… Estarán cerca de la estación de autobuses o preguntar a la gente si sabe dónde están o incluso tienen número de teléfono del conductor y así podríais llamarle y reservar sitio.

En teoría en las habitaciones de descanso de las estaciones de trenes sólo pueden alojarse viajeros de tránsito con billete, pero si hay sitio, no ven ningún problema en que os quedéis allí sin presentar el documento del viaje…

En teoría no se hace autostop porque hay suficiente transporte público, pero no tuvimos ningún problema en hacer 170 km en 2 horas… La gente para. En algunas ocasiones esperan que les pagues el “servicio”, menos que en un autobús. 50 km en un bus saldría a aprox. 2€/persona… pues, en autostop sería la mitad. Pero depende mucho del feeling que establecéis con el conductor: a uno le preguntamos si debíamos pagar porque es la primera vez que hacíamos autostop en Bielorrusia y nos dijo que NO, otro nos contestó: Bueno, si podéis. Y al tercero ni le preguntamos porque pasamos muy buen rato charlando y pensamos que se podría ofender…

En teoría se aloja en habitaciones de descanso (barato, 5€/persona) u hoteles (caro, mínimo 50€/doble) (ya que se supone que si haces turismo, tienes dinero; el concepto turismo low-cost es todavía no es tan claro…). Pero ya empiezan a aparecer… hostales! Nos entretuvimos un buen rato en Brest buscando un hostal que está en un… piso!!! Llamas al 3º 5 y te contesta: Dream Hostel… No llevaba ni 3 meses, los vecinos ni siquiera sabían lo que significaba la palabra “hostel”…

Así es Bielorrusia: muy curioso para la gente interesada en el pasado de la URSS, y con buen conocimiento de esta parte de historia a nivel diario, como, por ejemplo, que comían, como eran los restaurantes, parques de atracciones, trenes etc… Sería una maravilla para la gente con este conocimiento, más con ruso… ya que es bastante complicado encontrar a alguien que hable inglés, ni tampoco hay muchos museos con información en inglés (de otros idiomas ni hablo…).

Si no tenéis este conocimiento especifico sobre la URSS ni sabéis ruso, junto con el hecho que es necesario visado para casi todas las nacionalidades para entrar a Bielorussia, yo recomendaría visitar Ucrania, que a nivel de naturaleza y lugares de interés histórico, es más interesante y más manejable a nivel turístico. En comparación con Bielorrusia tiene más infraestructura, es más fácil moverse entre ciudades y encontrar alojamiento, hay más gente que sabe inglés.

En ningún caso digo que no recomiendo el país, SÍ, pero con preparación previa en su historia y un poco de idioma. Así podríais disfrutar al máximos de este pequeño enclavo de la URSS y simplemente un país de naturaleza rica, animales salvajes abundantes y gente abierta.

Si viajáis a Bielorrusia y necesitáis asesoramiento o queréis disponer de un guía – interprete para conocer mejor el país no dudéis de contactarnos en www.viajaraucrania.com

En los próximos posts – más sobre Bielorrusia.

Nuestras aventuras por Bielorrusia:

Aventura 1. Como llegar al parque Berezinsky (servicio de lujo en minibuses nooficiales)

Aventura 2. Como salir del parque Berezinsky (autostop a la bielorrusa)