Consejos para viajar por Marruecos. Parte III. Comida y Agua

Fuimos a Marruecos en Junio, 6 personas, 8 días, 150€/persona… y nunca pasamos hambre… El país tiene muchísimas opciones donde comer y que comer prácticamente a todas horas. Podéis comprar comida en tiendas y cenar en vuestro alojamiento o comer en bares; mis favoritos son pequeños, del barrio, donde te dejan entrar en la cocina para elegir lo que quieras. En cuanto al agua – es importantíssimo  hidratarse, así que siempre pensar que actividad vais a hacer y procurar comprar agua suficiente. Si no, siempre os quedarán aguadores 😉

Parte III

COMIDA Y AGUA

Hay agua en aguadores – por lo visto gratis, pero los que pueden, dejan alguna monedita – de donde beben todos los locales. No nos atrevimos a probarla. Ni tampoco probamos agua de fuentes, donde rellenaban las botellas de plástico pasajeros de mini-buses…

Nosotros comprábamos agua a precio de 5Dhs a 22Dhs (en el aeropuerto, ya que no llenamos las botellas en los bebederos del aeropuerto, tal y como lo hacemos en Madrid después de pasar el control – un tip ;)) Precio normal: entre 5 y 7 Dhs.

Una alternativa – CocaCola o Fanta bien frios. 0,33L desde 3-5Dhs. 1,0L desde 7,5Dhs + el margen del vendedor ;))) El precio oficial esta marcado en la botella, en sitios no turísticos se respeta el precio recomendado.

¿Qué comíamos? Dependía mucho del sitio y de la prisa que llevábamos 🙂

Muchas veces lo hacíamos en el mercado: pancake dulce o salado, relleno de verduras que probamos en Essauira y nos encantó. Suelen costar entre 3 y 8Dhs.

También en Essauira comimos fried pescado – un mix – y ensalada por 30Dhs los dos, en uno de los puestos del mercado.

Todo tipo de dulces marroquíes!!! comprándolos en los puestos o a los vendedores ambulantes 😉

En restaurantes de pueblos, si los hay, suelen tener comida rica rica. Además, te dejan entrar en la cocina para que veas lo que tienen y elijas lo que más te llame la atención. Así lo hicimos en Zagora. La ensalada pequeña por 3Dhs no tiene rivales! Feel Free entrar en la cocina, así podréis elegir algo diferente de kus-kus o tajin… que me encantan los dos, no tengo nada en contra, pero cocina marroquí tiene mucho más cosas!!! Otra estrategia para pedir algo distinto es fijarse en lo que comen otros clientes y pedir lo mismo, enseñándolo con el dedo 😉 No tienen ningún problema con este tipo de pedidos 😉

Si estáis en Rissani pizza bereber. Nos costó 100Dhs entre 6, pero no la podíamos acabar, y eso que teníamos mucha hambre! La mecánica de pedirla está en el post: Aventura bien organizada por el Desierto.

Si os habéis hecho amigos con algún local y por coincidencia él va a comer a algún sitio típico, sólo para locales, intentad acompañarle. Experiencia que no tiene precio! La nuestra está en el post: Aventura Loca por Marruecos Profundo.

En general lo que hacíamos es comprar comida en mercado y comer en el alojamiento o llevarla de excursión. Productos típicos que compras en cualquier tienda: pan, atún o sardinas en conserva, tomates, aceitunas, mortadela ;))) es que la llamábamos así para asegurarnos de que se podía comer ;))) Dulces, melón o sandía.

Algunos precios aprox., ya que varían según el lugar y como os vea el vendedor – turista recién llegado que aún no se sabe los precios o un profesional de negocios 😉

Sandía nos salía a unos 15Dhs/7kgs de sandía.

Sardinas: 5Dhs

Pan: desde 1Dhs/pan a 3Dhs

Tomates: 6 tomates a 6Dhs 😉

Aceitunas: en algunos sitios de mercado hasta a 12Dhs/kilo

Mortadela: 15Dhs

Té: te pueden pedir lo que se les ocurra, hemos tomado té desde 1Dhs y en Marrakech te piden 10dhs por un vasito.

Los desayunos y cenas que incluyen en alojamientos suelen ser ricos, de productos típicos locales, pero siempre adaptados un poco al gusto europeo: café con leche, dulce para desayunar etc. Una vez nos dieron un kus-kus demasiado picante… pero a Bea y David les encantó, así que depende del gusto de cada uno. En todos los sitios el agua nos la cobraban a parte. El té estaba incluido 😉

Si os fijáis, veréis que siempre os sirven demasiada comida, que os costará acabarla… no os esforcéis si no podéis más. En 2 viajes que hemos hecho por Marruecos, nos dimos cuenta que lo que sobra se lo come la gente de “servicio”: cocineros, dueños del alojamiento, los de limpieza etc… No creo que es porque viven tan mal que les falte comida, sino que no ven normal tirar la comida ni tampoco tienen prejuicios en comer después de alguien… Otra ves nos dimos cuenta que culturas supuestamente “más desarrolladas” tenemos demasiados prejuicios… 

Algunos consejos / tips:

Si os dicen que pollo con patatas fritas es un tajín… no le creáis ;)))

El último día nos atrevimos a probar el yogur que vendían en todas partes, sin frigorífico. Bueno y no nos pasó nada 😉 Adelante!

En Essauira vendían zumo natural de fruta variada: cada mañana desayunábamos en un puesto diferente para apoyar a todos los vendedores.

Por regla general el alcohol en Marruecos está prohibido, por religión. Pero se puede conseguir hablando con los locales por 2,5€ – 3€ la lata de cerveza. Essauira me sorprendió por su libertad con alcohol, aunque a precios altos. No había ningún problema en tomar una copita en una terraza. Tal y como nos explicó un relaciones públicas de una de estas terrazas, en Essauira hay “freedom of choice” (libertad de elección)

Comimos también en un lugar típico turístico y… nos gustó, así que no todo para turistas tiene falta  de calidad.

Una sugerencia para acompañar tus paseos:

Si tenéis alguna duda sobre comida, siempre estaríamos dispuestos a ayudaros. También cualquier comentario, sugerencia, corrección are welcome!

TO BE CONTINUED…