Conocer el Teide

Conocer el Teide

A parte de los precios de Ryanair que últimamente más y más van definiendo los destinos, el Teide fue otra de las razones para elegir Tenerife como destino para mayo.

Hay que decirlo: la ruta es preciosa, por su autenticidad y paisajes que no había visto en ningún otro lugar. El amanecer en el pico del Teide me quitaba el aliento… y no paraba de hacer fotos a la sombra majestuosa del volcán.

Todo esto es muy, pero muy bonito, incluida la aproximación y los miradores que vas pasando por la carretera que lleva al pico.

Pero… hay unas cuantas cosas que tener en cuenta antes de decidir realizar la ascensión.

1. 3.718 m de altura son muchos metros… A algunos se le puede dar el mal de altura y hay que saber prevenir y llevarlo. La ruta empieza a unos 2.350 m, el refugio donde se hace la noche está a unos 3.200 m. Para prevenir lo mejor es ir entrenándose: hacer varias rutas de altura, intentar dormir a más de 2.000 m, bajar, volver a subir, bajar otra vez… Es justo lo que hacíamos nosotros con todas las rutas por el parque de Anaga y la Ruta Lunar y durmiendo en las Lajas. Además, hay que descansar y alimentarse bien, pero sin exceso de grasas. Subir lentamente, sin correr ni muchas paradas prolongadas. Tomar bebidas con burbujas (alcohol no es recomendable).

Si hay síntomas del mal de altura antes de acostarse en el refugio (dedos de las manos hinchados, malestar, diarrea, dolor de cabeza), nosotros nos tomamos un iburprofeno (consultar vuestro médico para que os aconseje la medicina más apropiada para vosotros). Por la mañana desayunamos fuerte con un té y si las síntomas continúan, tomamos un iburprofeno (cada 8hs). Como en este caso el último tramo se hace bastante rápido, no hace falta repetir la pastilla, ya que en cuanto se empieza a descender, los síntomas se van desapareciendo. En una palabra: el mal de altura se puede prevenir, se puede intentar que se pase más rápidamente, pero si la persona tiene tendencia para pillarlo, no se puede hacer prácticamente nada 🙁 … 

2. No es una ruta fácil, aunque no tiene ninguna complicación técnica. Prácticamente cualquier persona en buena forma física la puede hacer. Bueno, sin la forma también se puede, pero en más tiempo y sufriendo más.  Los tramos que más me fastidiaban eran: a partir del km. 4,5 aprox. desde el inicio, donde la señal con el aviso de que es preciso llevar el permiso para acceder al pico y la dirección de la ruta, porque empieza con el malpaís, que hace bastante complicado caminar, sobre todo, en la bajada. A unos metros empieza una pendiente más fuerte que requiere esfuerzo y paciencia. Cada uno sube a su ritmo, yo personalmente prefiero ir muy lentamente pero casi sin paradas. 

3. Temperaturas varían, al igual que la ropa que nos poníamos. Empezamos sobre las 16.00 con unos 20ºC y viento refrescante. Íbamos con pantalón ligero de montaña y una térmica para protegernos de los rayos del sol. Crema solar en la cara, gafas de sol y algo para cubrir la cabeza son obligatorios. Bota de cuña alta es imprescindible, ya que hay muchos tramos de malpaís y es bastante fácil torcer el tobillo. Cuando llegamos a las 19.00 al refugio, hacía unos 10ºC, pero dentro del refugio está muy bien. Dormimos con una camiseta (no hace falta llevar saco, el precio incluye ropa de cama calentita). Por la mañana, sobre las 5.00, cuando empezamos la ascensión, hacía 2ºC y viento: me puse las tres capas (térmica, forro, cortaviento), calcetín gordo y unas mallas debajo del pantalón. Echaba de menos gorra y guantes!!!

4. Dispensa: llevamos unos 3L de agua + 2 latas de CocaCola para la tarde – noche – mañana. Nos llegó justito. De comida: barritas energéticas, frutos secos, plátanos para la ruta; una lata de fabada, maíz dulce, atún en lata, pan para cenar; té negro con azúcar, galletas, queso, otra lata de atún, pan para desayunar.
5. Llevamos 2 mochilas hasta el refugio, pero únicamente subimos al pico con una. La otra la dejamos en el refugio y la recogimos a la vuelta.
6. Como llegar y donde empezar la ruta: hay varias opciones:

  • la más fácil: subir y bajar en el teleférico (25€/ subida y bajada para no residentes de las islas). Sin pernoctar en el refugio. Si uno quiere subir al pico, hay que pedir la autorización (aquí Guía de como hacerlo). Hay que hacerlo con antelación (las dos cosas: reservar el teleférico y pedir el permiso), porque las plazas se agotan rápidamente. El variante sería subir y bajar en el teleférico, pero con pernoctación en el refugio. En este caso no hace falta la autorización si se abandona la senda 10 (del teleférico al pico) antes de las 9.00 presentando el resguardo del refugio.
  • un poco más complicada: por la tarde subir al refugio por la senda 7 (Montaña Blanca – Mirador de la Fortaleza (hasta donde llega el teleférico)) El refugio está a más o menos 1,5 km y unos 350 m más abajo del mirador. Se puede dejar el coche en el parking de la Montaña Blanca (bien señalizado en la carretera TF-21). Pero es un poco pequeño; nosotros llegamos un poco más tarde (sobre las 16.00) y estaba ya ocupado todo. Tuvimos que aparcar en un rinconcito, al lado de la carretera encima del precipicio, entre 2 coches más. Pusimos piedras grandes debajo de cada rueda por si los vientos fuertes o algún golpe tonto 🙂 Importantísimo!!! no dejar nada a la vista dentro del coche!!! Lo pone en los carteles de todos los parkings, pero sigue habiendo gente que deja botas chulas, cargadores, maletas… a la vista (lo curioseamos un poco por los coches aparcados porque no podíamos creer que había gente tan inconsciente y que lo ponía tan fácil a los ladrones!) Con estas precauciones encontramos el coche el día siguiente sano y salvo ;)))

Otra opción para dejar el coche, que nos aconsejaron porque es supuestamente más seguro es en el parking del Parador. La chica de allí nos confirmó que sí que lo podíamos hacer pero no hay vigilancia, la única diferencia es que está al lado del parador y el parking de la Montaña Blanca al lado de la carretera donde no hay nada más. Oficialmente ninguno tiene seguridad. Desde el parador va un autobús sobre las 16.00 que os deja en el parking de la Montaña Blanca, pero tenéis que avisar al conductor porque no es una parada oficial. Precio: 2€ (aprox.) Tiempo: unos 10 min. De vuelta el autobús de la misma linea va sobre las 11.00 – 11.30 y os llevará al Parador. Una hora razonable: nosotros sin muchas prisas y parando de vuelta media hora en el refugio por el mal de altura, bajamos a las 11.30, pero seguramente que planificándolo bien y sabiendo que el autobús pasa a esa hora, la bajada se puede hacer en menos tiempo. Andando también se puede ir, unas 2hs 😉

Una opción más, dejando el coche en el Parador, sería subir al pico del Teide con todas las cosas, sin dejar nada en el refugio y bajar por el Pico Viejo hasta los Roques de García. Pero: es una ruta extrema, ya que toda la bajada por el Pico Viejo es malpaís; nos advirtieron que es más complicada que toda la ascensión al Teide y se tardaba aprox. 8 hrs!

Hicimos esta ruta y nuestros tiempos fueron los siguientes:

Parking de la Montaña Blanca (carretera) – el Refugio de Altavista en subida: 2 horas 50 minutos (16.15 – 19.00). En varias guías he visto tiempos desde 2,5 hrs hasta 5,5 hrs

El Refugio de Altavista al cumbre en subida: 2 horas (5.15 – 7.15), justo para pillar el amanecer (finales de mayo). En varias guías he visto tiempos desde 1,5 hrs hasta 2,5 hrs

El cumbre – el Refugio en bajada: no llega a 1 hora (7.45 aprox. – 8.30). En varias guías he visto tiempos desde 1 hr hasta 2 hrs

Descansamos 45 min. en el refugio (8.30 – 9.15).

Refugio – parking de la Montaña Blanca en bajada: 2 horas y 15 min. (9.15 – 11.30). En varias guías he visto tiempos desde 2 hrs hasta 3,5 hrs

  • complicada: Subir y bajar el Teide en el mismo día. Por poder se puede. Desnivel sería: de subida, acumulado – un poco más de 1.350 m y lo mismo de bajada. Km total: unos 9 km. Calculad unas 9 hrs si estáis en buena forma física y acostumbrados a cambios de altura. Personalmente yo veo esta ruta un poco sado-maso teniendo la opción de teleférico y refugio. Habría que pedir la autorización sí o sí.

Varias recomendaciones:

Habría que llevar la linterna si se quiere empezar el ascenso muy temprano. A nosotros no nos hizo falta, porque había luna llena, cielo lleno de estrellas y nada de nublado!!! Si, tuvimos mucha suerte y contemplamos mucha belleza de la tierra y el mar despertándose. Algún día subiré el video 😉

Llevar tapones para oídos. Las habitaciones en el refugio son compartidas y no todos los montanistas respetan a los demás lo suficiente como para callarse a partir del momento que vean a alguien acostado. Algunos siguen haciendo la mochila después de que la gente se meta en la cama. No sé porque pero mete sus cosas en bolsitas de plástico, aunque allí casi nunca llueve ni les va a hacer falta ni la mitad de lo que llevan… Otros se despiertan a su hora y creen que es la hora de levantarse de todos los demás… así que lo dicho: tapones para los oídos o música en el teléfono 😉

Preguntad al guarda a qué hora sale el sol, porque según la época varía. También que os diga a que hora tenéis que salir: os hace tiempo personalizado, según le decís cuanto tardasteis hasta el refugio, os calcula cuánto tiempo necesitáis para llegar al pico a tiempo 😉

Hay más rutas que atraviesan el Parque Nacional del Teide: unas arriba, alrededor del pico y otras por las Cañadas del Teide. Si algún día volvemos a Tenerife, seguramente haremos alguna de ellas.

Cuando empieza el sendero 10, empieza a oler a azufre, haciéndose el olor más fuerte con cada paso que se acerca al pico. Arriba hace mucho viento, frío u huele mucho al azufre!!! En principio no pasa nada, pero si podéis, tapar la nariz.

Junto con la reserva tenéis que llevar documento de identidad para alojaros en el refugio.

En el refugio se pueden cargar los gadgets.

No hace falta decir que hay que cuidar la Naturaleza y llevarse toda la basura… o dejarla en los contenedores cerca del teleférico. Está todo muy bien pensado! ¡¿Dónde más se pueden ver contenedores de basura a una altura de más de 3.000 m?!

La ruta está muy bien marcada, leed los carteles que indican la ruta. Además, hay unos cuantos carteles que explican el paisaje y el proceso de formación de esta maravilla – no los paséis por alto, no tardaréis mucho y os dará un respiro.

Y lo más importante: DISFRUTAR de todo el proceso, porque toda la ruta trascurre por unos paisajes únicos! Me gasté casi toda la tarjeta de memoria en hacer las fotos – cada paso abría unas vistas espectaculares y auténticas. No hay que agobiarse si la subida se pone dura, para y aprovéchala para contemplar lo que están viendo tus ojos, respira y continúa, porque con cada paso vas a ver más y más paisajes y cada vez aún más emocionante.

Ahora bien: si no os veis en forma u os da pereza hacer la ruta, no pasa nada; desde los miradores que están en la carretera que lleva al Teide, salen fotos increíbles!

Curioso: hemos descubierto sitios desde donde se fotografiaron los paisajes para imágenes clásicas del parque del Teide. ¿Los descubriréis también vosotros?

Más entradas:

Barranco de Masca. Senderismo, vistas de los Gigantes desde el mar

Guía práctica para preparar tu viaje a Tenerife

Alquilar un coche, una odisea sin tarjeta de crédito

#Postamigo

Sendero Roques de García de Gaveta Voladora. Están por el camino a el Teide, por la TF 21