Consejos Y Diario de Bélgica

Consejos Y Diario de Bélgica

Planeando el viaje por Bélgica, nos encontramos con un dilema: ¿Qué visitar en el tiempo del que disponíamos: ciudades clásicas tipo Ghent y Brujas o algún rincón menos conocido, como, por ejemplo, la Abadía de Villers?.. Las ciudades populares están bien comunicadas por transporte público. Sin embargo, al pueblo donde se encuentra la dicha Abadía, sólo se puede llegar dos veces al día y entre ida y vuelta del autobús, hay una hora, tiempo insuficiente para ver el monumento…

Pero lo queremos todo!!!

La Gran Mente Combinadora nos proporcionó la solución: a las ciudades populares se viaja entre semana en transporte público (porque hay ofertas de verano: viajes adonde viajes, pagas 7,50€, así que elegimos rutas con el recorrido mas largo;)) y para el fin de semana se alquila un coche en Bruselas y se visitan los pueblos perdidos que haciendo el trayecto en coche, quedan a como mucho 1 hora de viaje ;)))

Así que, allí vamos!!!

Primer trayecto: Rotterdam (Países Bajos) – Antwerpen (Amberes en flamenco, antiguamente conocida como Antuerpia, y en francés Anvers). En tren.

Llegamos a Antwerpen (Ambers), Bélgica, a las 20.00 y lo primero que nos impresionó fue la estación de trenes, enorme y muy elaborada! Creo que si hubiera excursiones por la estación, me hubiera pillado una, merecería la pena!

Estación de trenes. Amberes

De allí nos dirigimos a la plaza central, donde, según guía Lonely Planet del 2009 o similar, tendríamos que encontrar el autobús #36 que sale de la plataforma #24 para ir al  camping … ¿Parece fácil?  Pues, 20 minutos buscándolo nosotros y 20 min. más con los locales!!! Si encontrabas plataforma #25, no había buses con el número que necesitábamos, si veías autobús #35, no iba a plataforma cercana al #24!!! Conclusión: NO hay lógica, buscad en el lugar más inesperado – la segunda calle antes de llegar a Roosevelt Plaats, yendo desde la estación de trenes, en la calle Van Stralenstraat (straat – calle; datos comprobados en julio del 2012)!!!

Hasta el camping se tarda entre 10 – 15 minutos, una tontería en comparación con lo que nos costó encontrar la parada del autobús 🙂

Cuando llegamos al camping, Camping de Molen, nos esperaba otra sorpresa: “No arrivals after 20.00” … No se puede llegar pasadas las 20.00… primer día en el país, a las 21.30 y ves esto… Nos dio un poco de mal rollo, pero no teníamos otra opción: no había autobuses para volver a la ciudad, no teníamos ningún plan B ni dinero extra para llegar con todo el morro en taxi a un hotel 4**** y exigir una habitación… Así que decidimos acampar y pagar por la mañana, por lo menos en Noruega lo hicimos a menudo y nunca tuvimos problemas…

Por lo visto la gente se acuesta muy temprano y no suelen hacer ruido. Nosotros pusimos la tienda, cenamos y fuimos a dar un paseo por los alrededores. Este camping está situado al otro lado del río y por la noche se ven las luces de la ciudad y del puerto, el segundo más grande de Europa, después del de Rotterdam. Atención, románticos, como ya os sugiere vuestra imaginación, el paseo es muy bonito; además, de vez en cuando se pueden escuchar fragmentos de conversaciones de la gente saliendo por el centro, música que ponen en discos, pib-pib de coches… estando al otro lado de todo el jaleo, aquí donde reina la tranquilidad… PAZ

Por la mañana, tal y como lo sospechabamos no nos pusieron ninguna pega en  la recepción, y encima nos dieron mapa e información de la ciudad y aconsejaron varias rutas para llegar al centro. Como este día continuábamos nuestra ruta, una vez en la ciudad, metimos nuestras mochilas en consignas de la estación de trenes (24hs por 3€-4€, dependiendo del tamaño del equipaje; las dos mochilas entraron en la consigna de 4€, para que os hagáis una idea de su tamaño).

Como vivimos Antwerpen, que ver y donde ir – en nuestro post.

Segundo trayecto: Antwerpen – Brujas (en flamenco Brugge, en francés Bruges). En tren.

Amigos...

Viaje en tren... antes de bajar

Con toda la tranquilidad del mundo y acostumbrados al ritmo de Madrid, donde hay transporte público hasta por lo menos las 24.00 y toda la noche con menos frecuencia, llegamos a Brujas, con el último tren que salía de Antwerpen, a las 21.00 (saliendo sobre las 21.00, 1 hora y media de trayecto, llegamos a las 22.30); fuimos a la parada del autobús para ir al camping, esperamos 5 minutos, 10, 15… buscamos el horario, en teoría había autobuses hasta las 23.00… ya eran las 23.00… decidimos esperar un poco más… empezamos a hablar con unos chicos locales… y nos contaron que dudaban mucho de que aún pillábamos el autobús porque ya era muy tarde… por si acaso decidimos esperar un poco más, ya todos juntos, charlando… Sobre las 23.15 nos dimos cuenta que el autobús NO iba a llegar…

Que paso luego y donde pasamos la noche, lo contamos en la entrada sobre Brujas. También podéis leer allí que ver y que hacer en esta ciudad.

Por la manana desayunamos: un desayuno típico de un belga es así:  salado y dulce, pan con sésamo, membrillo de manzana, croissants, queso, embutidos locales. Té o café. Qué aproveche = Smaglick!

Este día comimos en un restaurante, en la terraza, en frente de la cervecería De Halve Maan (The Half Moon) (23,50€ lo dos): lo más típico – “mussels with wine sauce” – mejillones en salsa de vino; que te servirán con … patatas fritas!!! Comimos los dos con una ración. De beber – una cerveza belga cada uno.

Pateando la ciudad encontramos un hostal, The Charlie Rockets, en el centro, y reservamos una habitación, para no molestar a nuestros nuevos amigos otra noche. En principio nos aseguraron de que no iban a meternos más gente, en una habitación de cuatro, así que lavamos la ropa y tendimos los calcetines, pantalones y calzoncillos por la habitación… pero supongo que experimentaron el over-booking y a las 3.00 de la noche llegaron dos chicos ingleses con la llave de la habitación y se pusieron a pedirnos perdón por entrar tan tarde y molestarnos… quitamos toda la ropa de sus camas, que también habíamos ocupado, y no los vimos hasta las 7.00, ya que se fueron de fiesta 😉 Cuando volvimos después de darnos un paseo por la ciudad, sobre las 11.00 de la mañana, ya no estaban… saliendo del hostal, reconocimos las zapatillas que entraron por la noche, pero no nos atrevimos saludar a nuestros vecinos-fiesteros :)))

Habitación del albergue

Tercer trayecto: Brujas – Bruselas (Brüssel en alemán, Bruxelles en francés, Brussel en neerlandés). En tren.

Sobre las 11.35 cogimos el tren para Bruselas donde teníamos reservado el coche de alquiler. El tren tarda aprox. 1 hora.

Ahora sobre el alquiler en Hertz en la estación de trenes, Midi-Zuid (precio del alquiler por 8 días – 145€): reservamos el coche con una semana de antelación por Internet. Cogimos la oferta para estudiantes, que daban un 20% de descuento, pero no podías elegir clase de coche, solamente eran disponibles grupos B y C; no presentamos ningún documento que certificaba que eramos estudiantes (no insinúo nada ;)). Un pequeño problema que tuvimos fue que no teníamos tarjeta de crédito y según nos dijeron, teníamos que haber reservado el coche en el aeropuerto,  porque es allí donde llega la mayoría de españoles sin tarjetas de crédito y les dejan alquilar el coche sin ella 🙂 Pero bueno, les convencimos dejarnos el coche sin tarjeta de crédito en la estación.

Atención: No sé a vosotros, pero a mí me da mal rollo conducir por Bruselas; aunque teníamos el GPS, por cierto, conviene llevar el vuestro si lo tenéis porque alquiler de un GPS saldrá aprox. a 130€ por semana, lo mismo que nos salió el coche. Pues, aunque teníamos el GPS, nos liamos bastante… ¿Alguna idea porque? Si!!! Porque la ciudad está en obras!!! ;( (julio 2012)

Esta ves no dormimos en Bruselas y salimos directos para ver los pueblos de Bélgica 😉

Cuarto trayecto: Bruselas – Abadía Villers-la-Ville. En coche.

Abadía

Abadía

Tardamos una hora y media aprox. para llegar al pueblo y por primera vez tuvimos problemas con inglés; o sea, con que la gente no hablaba inglés 😉 Nos apañamos con francés: entre neerlandés y francés en las que tenían guías del sitio, elegimos el francés 😉  Pero todo el personal – una chica en la entrada – muy maja 🙂 e intentó explicarnos todo lo que sabía en inglés…

Parking: gratuito en el recinto de la Abadía

Historia de la Abadía en nuestro post.

Después de ver la Abadía, salimos directamente para el castillo de Bouillon.

Quinto trayecto: Abadía Villers-la-Ville – Castillo de Buillón. En coche.

Visita nocturna la castillo

Se tarda aprox. 1 hora, si sabes donde está el castillo o el camping, ahorrareis algo de tiempo, porque nosotros teníamos que parar varias veces para pedir direcciones.

Parking: gratuito en el recinto del castillo

Nos alojamos esta noche en el camping más barato de la historia: 11,50€ por dos personas + tienda + coche!!! y uno de los más bonitos, Camping Hallliru, al borde del río Semois. El personal muy majo, aunque no habla mucho inglés 🙂 pero ya estábamos acostumbrados y empezábamos a practicar nuestro francés 🙂

Patos vienen a desayunar ;)

alojamiento en la orilla del río Semois

Atención: es un poco complicado encontrar la entrada al camping, está fuera de la ciudad y tenéis que seguir las direcciones del GPS, aunque parezca que os lleva donde no hay carretera: hay que salir de la carretera principal y bajar por una vía bastante estrecha hasta el río.  A medio camino encontraréis una casita de recepción donde os cobrarán y darán un mapa del camping hecho a mano 🙂

Creo que este camping ha sido uno de mis favoritos: muy tranquilo, sin ruido de la ciudad, lejos de la carretera, con aguas del río murmurando y patos que vienen a desayunar, comer y cenar 😉 Además, la gente es muy amigable: un padre de familia nos vio con el cargador de cámara que lo llevábamos a cargar al baño y  nos ofreció su caravana que tenía electricidad. Lo dejamos allí y cuando salíamos lo recogimos dando las gracias 😉 y nada más :)))

Parking: incluido en el coste del camping

Nuestras aventuras por la zona de Bouillon: visita nocturna al castillo y descense del río Semois la mañana siguiente.

Sexto trayecto: Bouillón – Abadía de Orval. En coche.

De Bouillón a la abadía es aprox. 1 hora en coche. Tardamos unas 2 horas en ver todo el recinto.

Importante: NO hay degustación de la cerveza de Orval, únicamente te lo venden a supuestamente buen precio. Casi lo compramos pero al final no nos atrevimos porque no lo habíamos probado previamente. Y MUY BIEN HECHO!!! Resultó ser la cerveza más asquerosa de todos los tiempos!!! La única que Denis no terminó cuando la pedimos un día más tarde en un bar!!! Claro está que sobre gustos no hay nada escrito, pero… cuidado con la cerveza de Orval!!!

Como es la Abadía de Orval – nuestro post sobre el recinto

Parking: gratuito en el recinto de la Abadía

Séptimo trayecto: Abadía de Orval – Luxemburgo. En coche.

Unas 2 horas. Publicaremos un post sobre nuestro viaje por el país de Luxemburgo, estancia en la casa de nuestros amigos, trucos para ahorrar en transporte público y mucho más…

Una historia ilustrada ;)

Foto Juntos ;)

Bici ;)

Octavo trayecto por Bélgica dentro de dos días: Luxemburgo – Spa. En coche.

Si, Spa, así se llama la ciudad donde se originó el spa/balneario. Queríamos visitarlo por nuestro amor a spas! Pero nos decepcionó un poco, porque no fue lo que esperábamos 🙁 El primer balneario con el cual empezó la historia de este tipo de relax, hoy en día no existe. De todos modos entramos en el nuevo balneario y… lo disfrutamos a tope!!! Nuevas instalaciones, temperaturas de aguas agradables, variedad de piscinas, y lo que a mí más me gusta – piscinas al aire libre! Merece una visita, pero si estáis por la zona; si no – es lo único que vais a encontrar en el pueblo, no hay mas atracciones. Si me equivoco, corregid 🙂

Este día, al dejar nuestros amigos en la primera estación de trenes en el territorio de Luxemburgo, que les salía más barato el billete para volver a la ciudad de Luxemburgo. Tardamos un montón en la carretera por culpa de … obras!!! Ya estábamos cansados y paramos a dormir en el primer camping que encontramos, Walensbongert. Por cierto, buscábamos todos los campings con la opción de GPS: puntos de interés por el camino – alojamiento – campings. Como por allí los hay muchos y distancias son relativamente cortas, no tuvimos problemas: a veces teníamos que pasar por varios campings, porque estaban llenos, pero al final siempre encontrábamos algo 😉

En comparación con la región de Brujas etc., donde se cierra todo a las 20.00, encontramos la recepción de este camping abierta a las 22:30!!! Nos alojamos según todas las reglas, pagamos la estancia e incluso nos dieron un té :)))

Curiosidad: por la mañana viene una furgo pequeñita con todo tipo de bollos para el desayuno 😉 Merece la pena comprar algo – da igual que – todo tiene una pinta buenísima y sabe igual de bueno!!!

Además, el camping tenía wi-fi y mientras Denis estaba reservando un hotel en Bruselas, la señora de la recepción me trajo un café buenísimo y me contó unas historias del lugar 🙂

Noveno trayecto: Spa – Bokrijk. En coche.

Aprox. una hora de trayecto. Se podía haber tardado un día entero en el museo etnológico al aire libre, pero como entramos sobre las 13.00 solamente teníamos media jornada para disfrutar de la exposición. Nuestras impresiones en el post sobre Bokrijk.

Décimo trayecto: Bokrijk – Maastricht (Países Bajos) y de allí el día siguiente a Ghent (Dutch: Gent; French: Gand). En coche

Unas dos horitas desde Maastricht y estamos en Ghent… Lo que nos costó encontrar es el camping!!! Está dentro de un parque enorme, que parece que no se puede entrar, porque hay una valla y ponen los precios del parking dentro, pero Entrad!!! aparcamiento dentro del camping es gratuito! Una vez dentro del  parque, seguir las señales para el camping Blaarmeersen, uno de los campings más organizados y mejor cuidados que he visto!!! Recepción abierta hasta las 23.00!

Décimo primer trayecto: Ghent – Bruselas. En coche.

Aprovechamos el coche de alquiler y llevamos las mochilas al hotel. Imaginaos: dos con mochilas, de ropa deportiva entrando en un hotel de 4 estrellas y exigiendo la reserva! 🙂 Bueno, es lo que hacen promociones de Booking 🙂

Secando la tienda de campaña en la habitación del hotel de 4**** ;)

Salimos muy relajados rumbo Estación Midi Zuid… y a medio camino nos dimos cuenta que se nos olvidaron los papeles del coche en el hotel… Volvimos y llegamos a la estación para devolver el coche con un poco de retraso… pero no nos pusieron ninguna pega, así que contentos con Hertz!!!

Aquí acaba transporte en coche. De Bruselas a Arnhem (Países Bajos) ya iremos en transporte público.

En ello todo Bruselas ;))) Maneken Pis con el Wafle ;) Otra verde de fondo y la vendedora con expresión extraña ;)))

El alojamiento en Bruselas en agosto merece la pena reservar con un poco de antelación y con ofertas especiales de booking. Nosotros, por ejemplo, pillamos un hotel de 4****, Martin´s Central Park, con jacuzzi por 100€ las 2 noches; nos salió aprox. un 50% más barato que la tarifa habitual, porque en agosto los diputados del EuroParlamento están de vacaciones, por lo que los hoteles sacan muchas ofertas relámpago para compensar.

Distancias en Bruselas no son demasiado grandes; por ejemplo, de la estación Zuid Midi, tardamos aprox. 15 min. para llegar al centro andando. Y luego el centro de Bruselas también se puede patear sin problema alguno. En fin, en tres días nunca cogimos ningún transporte público para movernos por la ciudad.

Hordas de niños meadores

¿qué les gusta a las mujeres? cosas dulces y brillantes 2en1 ;)

Comer en Bruselas es lo más fácil: te encuentras un Döner-Kebab que hay muchos, de postre compras un Gofre típico local – con azúcar – y un café para llevar en cualquier pastelería. Si queréis comer muy bien y muy barato, dirigidos al distrito árabe, donde podéis entrar en cualquier bar/restaurante y comer hasta morir por 10€ los dos! Cogimos un pollo (10€) para los dos y mientras lo estábamos esperando, nos trajeron dos ensaladas, 3€ cada una… ensaladas que llevaban de todo… y al acabarlas, ya estábamos llenos!!! Así que el pollo se fue al tupper 😉 Cada bebida – cocacola, fanta etc – está a 1€.

Décimo segundo trayecto: Bruselas – Arnhem (Países Bajos), en tren. Dia 19.

La mejor opción para comprar billetes de tren para trayectos internacionales es hacerlo con unos 3 días de antelación, así os saldrá casi el doble más barato que comprarlo un día antes. Lo aprendimos al cometer el error de planificar en el ultimo momento!

Por otra parte, si el tren sale antes de las 07.15 de la mañana es conveniente comprar el billete por lo menos el día anterior, ya que las taquillas abren a las 07.15. En nuestro caso el tren salía a las 07.18 y para que lo pudiéramos coger, el señor de la información (abierta siempre cuando hay trenes) nos dio un papelito justificando que no podíamos comprar el billete porque las taquillas estaban cerradas. Con este papel nos vendieron el billete en tren, pero solamente hasta la frontera. En la frontera, en la parada, teníamos que salir y comprar otro billete, hasta Arnhem y subir al tren otra vez. Además de ser incómodo, no nos pudieron aplicar ningún descuento; ni de estudiantes, ni jóvenes ni nada. Así que repito: es mejor comprar billetes para trayectos internacionales con antelación!

Aventura continúa por Países Bajos.

Consejos generales para viajar por Bélgica:

Gasolina:

Si estáis cerca de la frontera con Luxemburgo, repostad allí; la gasolina más barata (entre Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) está en Luxemburgo! Siempre cuando estábamos cerca de la frontera, aprovechábamos!

Campings:

La mayoría de los campings que están en Lonely Planet siguen funcionando y se encuentran en la dirección que da la guía. Hay que meter la dirección en el GPS y casi siempre lo encuentra sin problemas. A veces, sin embargo, había que pedir las instrucciones a los locales 🙂

WI-Fi:

Casi todos los campings tienen wi-fi gratuito. Nosotros apañábamos perfectamente con un mini portatil para reservar alojamiento y consultar las atracciones turísticas del día siguiente.

Billetes de autobús:

Si compráis un billete de 10 viajes es válido para TODA Bélgica, excepto Bruselas, si viajáis con la compañía De Lijn (en la página de la compañía se puede ver en detalle donde es válido y que trayectos tienen)!!!

Billetes de metro en Bruselas:

Un trayecto cuesta 2€; un billete de 10 viajes – 13€

Guías alternativas de Bélgica:

Use-IT, mejores guías: divertidas, diferentes, hechas por los locales para turistas que quieren sentirse en Bélgica como en su propia casa. Hemos visto guías de este tipo de Bruselas, Brugges, Antwerp, Ghent, Leuven y Mechelen.

Buen viaje!

Más entradas sobre Bélgica:

Gante

Antwerpen

Brujas

Abadía de Orval

Aventura en kayaks

Bokrijk

Bouillón

Abadía de Villers-la-Ville