Grecia Auténtica. Tierra Firme

Finales de marzo – principios de abril, 2010

Auténtica

Miro la gente griega y veo los sabios y militares distinguidos, artistas innovadores y nobleza adinerada, esclavos y prostitutas, artesanos y campesinos. Parece que no ha cambiado mucho desde los tiempos de Oro. Siguen en pie la mayoría de edificios y construcciones, se escuchan ritmos de sirtaki por la calle, comen mucha verdura y toman vino tinto, te dicen: ” Καλώς όρισες” con una sonrisa auténtica… Llegan muchos turistas a Grecia para contemplar sus paisajes singulares y penetrar en su cultura tan famosa pero tan extraña.

Continuación.  Inicio: Grecia Auténtica. Islas

En Atenas alquilamos un coche y tomamos rumbo Sparta. Preguntadme, “¿Por qué Sparta no está en las guías?”; ya me sé la respuesta: porque no merece la pena! Incluso en los mejores tiempos no destacaba demasiado por sus logros culturales, pues ahora es una ciudad de calles estrictamente paralelas y perpendiculares con alojamiento muy caro, poca cosa que ver y gente poco amable.

Pero no hay bien que por el mal no viene. Gracias a mi empeño de ver Atenas y Sparta, dos ciudades diametralmente opuestas, dos poderes indiscutibles del Viejo Mundo, descubrimos unos rincones verdaderamente únicos:

Mistras – una ciudad bizantina al lado de Sparta. Aunque te cobran la entrada, te dejan investigar libremente cada casa, cada iglesia, cada ruina, cada caminito. Arriba del todo se encuentra un monasterio de monjas que se han adaptado perfectamente a la situación turística y venden artesanía – claro está, que casi todo el mundo compra algo a estas abuelitas tan majas que te miran  con tanta ternura y te invitan a dulces tipicos.

Napflio – antigua capital de Grecia. Recorriendo las calles de arriba hasta abajo, entrad en hoteles o casas que alquilan habitaciones – aunque son bastante caras, son espectaculares – con todo el lujo de antigua importancia de la ciudad. ¡Además, casi todos tienen gatos! Algunos salen a saludarte e invitar a ver el hotel, otros – no te hacen ni caso, tal y como es propio de un verdadero gato.

Cerca de aquí está el mejor hotel de todos los tiempos con personal majísimo y vistas mágicas – HOTEL NELLY´S (abajo viene el link).

Micenas – una ciudad muy antigua donde está escondido el tesoro de Agamemnon; por cierto, te dejan buscarlo bajando a unos túneles sin guía y sin luz. Por nª vez nos reconfirmamos en la idea de que en Grecia hay que llevar siempre una linterna y botas cómodas.

Corintos – el espectáculo más impresionante es cuando llegas en coche al canal de Corintos y ves todos los vehículos esperando a que pase el barco y vuelvan a poner el puente. Sales del coche y te das cuenta que no hay puente… no lo ves por ninguna parte. ¿O somos todos tontos y no está por aquí el paso? Pues si, es por aquí, y cuando ya pasado el barco, empieza a sonar el mecanismo… y el puente sube desde debajo del agua! ¡Cuidado al cruzar para no pisar peces!

Nos queda otra ciudad histórica por ver – Delfos; queremos saber las predicciones de pifias, por lo que nos preparamos mentalmente, aclaramos los pensamientos y allá vamos. Visto lo todo y recibidas las profesiones, Denis no se conforma con su parte pasiva y decide ir a ver a las pifias en persona, además, como se debe esperar en Grecia, no te lo prohíben: justo debajo del Templo de Apolo, hay un agujero con una señal que dice: “Entrada bajo su responsabilidad”. Entra y dentro de unos instantes una pareja que estaba dando vuelta al templo ya está gritando. ¿Por qué? Por eso:

De allí pasamos por unos pueblos muy bonitos y – volvemos a Atenas; llevamos el equipaje al aeropuerto con el coche de alquiler y lo dejamos allí en consigna; devolvimos el coche, pasamos el resto del día y noche en Atenas, a las 4 de la mañana cogimos el autobús para el aeropuerto, dormimos allí un poco y a las 7.00 cogimos el vuelo para Madrid.

P.s. Sobre Atenas no tengo mucho que decir: es la capital de Grecia donde se encuentran un mogollón de monumentos históricos, museos, eventos culturales, cafés y bares etc… pero francamente, no hemos pasado lo suficiente tiempo allí como para descubrir algo especial, fuera de guías turísticas. A mí me molaron muchísimo todos los “highlights” turísticos, porque soy adicta a cultura griega, pero si no lo sois – puede resultar un poco aburrido, ya que son muy restaurados y acompañados por un “número innumerable” de visitantes a todas horas… Así que a investigar y decidir que es lo que apetece más en Atenas.

Volveremos

p.s. Estaríamos encantados contestar las preguntas sobre viaje a Grecia y contar nuestras experiencias. Lo podéis poner en comentarios, a través de facebook, twitter o contactarnos por privado

Más entradas sobre Grecia:

Islas

#Postamigo:

Grecia – lo mejor y lo peor de Una Idea un Viaje